DoblementeSaludable

Dietas para Hipotiroidismo: subclinico, de hashimoto y mucho más.

Muchas personas a pesar de seguir Dietas para el Hipotiroidismo, sienten la incapacidad de perder peso, a pesar de una dieta saludable y el ejercicio. Si desea saber más acerca de este interesante tema, continúe leyendo este artículo…

dietas-para-hipotiroidismo-6

Las mejores dietas para adelgazar teniendo hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una situación en la que el cuerpo no produce suficientes hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas facilitan controlar su crecimiento, reparación y metabolismo. Como consecuencia, las personas que sufren de hipotiroidismo pueden sentir cansancio, pérdida de cabello, aumento de peso, sensación de frío, sensación de malestar y numerosos síntomas mas. El hipotiroidismo perturba del 1 al 2% de las personas en todo el mundo y posee diez veces más probabilidades de afectar a las mujeres que a los hombres.

Los alimentos solos no curan el hipotiroidismo, no obstante, una combinación de los nutrientes y medicamentos adecuados puede ayudar a restituir la función tiroidea y disminuir sus síntomas. Perder peso puede ser un proceso frustrante para varias personas con una tiroides poco activa. Si posee hipotiroidismo o no tiene tiroides luego de la cirugía o el tratamiento con yodo radiactivo, no hay duda de que para muchos, la tiroides perturba el metabolismo y puede hacer que la pérdida de peso sea una batalla cuesta arriba.(Ver también: Funciones de los Lípidos)

Para cualquiera que quiera perder peso, principalmente los pacientes con tiroides que pueden poseer una digestión más lenta, que con más costumbre experimenta estreñimiento, la fibra puede poseer algunos beneficios característicos para perder peso. En específico, la incorporación de más alimentos ricos en fibra en la dieta puede ser parte de un enfoque triunfante para perder peso.

dietas-para-hipotiroidismo-1

Como paciente de hipotiroidismo, puede sentirse como si estuviera inmune a los efectos de la dieta y los programas de ejercicios más rigurosos, y algunos de ustedes inclusive se hallarán ganando peso, aparentemente retando a la física.

Algunos otros alimentos y suplementos que pueden ayudar, pero que no precisamente se han estudiado exhaustivamente en lo que concierne al impacto en las personas que hacen dieta para la tiroides, son:

  • Semillas de chia
  • Canela
  • Aceite de coco
  • Pomelo
  • Ácido Linoleico Conjugado
  • Hoodia Gordonii
  • Té verde

Es significativo saber sobre el papel de los goitrógenos para los pacientes con tiroides que pretenden perder peso. Los goitrógenos son vegetales saludables y crucíferos, como la espinaca, la col rizada y el brócoli. No obstante, cuando se consumen en exceso, principalmente crudos, poseen la capacidad de ralentizar la tiroides. Puede comer estos vegetales con moderación, al vapor o cocidos, pero hacerlo en exceso puede afectar su esfuerzo por perder peso.

Igualmente, debe estar al corriente de los posibles efectos de exagerar con los alimentos a base de soja. La soja no solo es un goitrógeno, sino que igualmente puede bloquear la absorción de hormonas tiroideas en el cuerpo. El mecanismo por el cual una tiroides poco activa causa aumento de peso o una incapacidad para perder peso no se percibe bien, pero tiene que ver en parte con diferentes factores clave:

dietas-para-hipotiroidismo-2

  • Metabolismo algo más lento.
  • Baja energía, resultando en menos movimiento y ejercicio.
  • Cambios en la forma en que su cuerpo procesa, almacena y quema la grasa y la glucosa.
  • Propensión a adherirse al líquido en los tejidos.

Para ciertas personas, una condición de la tiroides es la razón de los esfuerzos infructuosos para perder peso. Y ahora sabemos que, según los investigadores, inclusive los cambios leves en la función tiroidea están relacionados con el aumento de peso. Si usted es un paciente de tiroides frustrado por sus esfuerzos por perder peso, eche un vistazo a algunos de los enfoques que le pueden resultar ventajosos para superar estos factores y diríjase al camino correcto hacia una alimentación saludable y una pérdida de peso triunfante.

De alguna forma, sin importar qué dieta o enfoque de ejercicio siga, puede resultarle difícil, o inclusive imposible, perder peso si posee hipotiroidismo no diagnosticado o no tratado. Cuánto o qué tan poco come y cuándo come, son factores importantes que logran perturbar la pérdida de peso exitosa para quienes hacen dieta para la tiroides. Los nuevos estudios revelan que cambiar su tiempo de comer y la duración de las pausas entre comidas puede ayudar a corregir su metabolismo y promover la pérdida de peso. (Ver también: Carbohidratos en los Alimentos)

Y aunque todos sabemos que las calorías frecuentemente deben reducirse para perder de peso con éxito, se pueden disminuir demasiado y el metabolismo es tan lento que se sabotea un esfuerzo por perder peso. Averigüe si está consumiendo suficientes calorías para perder peso.

Siempre debe consumir una cantidad saludable de proteínas, y una cantidad baja a moderada de carbohidratos, ya que esto ayuda a conservar un peso saludable. Asegúrese de tomar su medicamento para la tiroides al menos una o dos horas antes de su primera comida o según lo recomiende su médico. Los nutrientes como la fibra, el calcio y el hierro pueden imposibilitar que su cuerpo absorba apropiadamente el medicamento para la tiroides. Aquí hay un plan de comidas de una semana para alguien que posee hipotiroidismo.

Desayunos:

  • Pan sin gluten con huevos.
  • Avena con 1/4 taza de bayas.
  • Pudín de semillas de chia, yogurt griego y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla con las frutas en rodajas que usted elija.
  • Frittata de huevo, champiñones y calabacín.
  • Tortilla con varios vegetales.

Almuerzos:

  • Ensalada de pollo con 2 o 3 nueces de Brasil.
  • Ensalada De Salmón A La Parrilla.
  • Sándwich de ensalada de pollo sin gluten.
  • Ensalada De Atún Y Huevo Cocido.
  • Ensalada De Quinua Con Verduras Verdes Y Nueces.

Cenas:

  • Pollo salteado y verduras servidas con arroz.
  • Pescado al horno con limón, tomillo y pimienta negra servido con verduras al vapor.
  • Brochetas de camarones servidas con una ensalada de quinua.
  • Cordero asado servido con verduras al vapor.
  • Fajas de cerdo, rodajas de cerdo magra, pimientos y salsa servidos en tortillas de maíz.
  • Pizza mediterránea casera sin gluten cubierta con pasta de tomate, aceitunas y queso feta.
  • Bistec a la plancha con ensalada.

Dietas para el hipotiroidismo subclínico

El hipotiroidismo subclínico es una representación temprana y leve del hipotiroidismo, una afección en la cual el cuerpo no origina suficientes hormonas tiroideas. Se llama subclínico porque solo el nivel sérico de la hormona estimulante de la tiroides de la parte frontal de la glándula pituitaria, está un poco por arriba de lo normal. Es decir las hormonas tiroideas producidas por la glándula tiroides todavía están dentro del rango normal del laboratorio.

Estas hormonas ayudan a apoyar las funciones del corazón, el cerebro y el metabolismo. Cuando las hormonas tiroideas están fuera de control, el cuerpo igualmente lo esta. No hay evidencias científicas que demuestren que comer o no comer ciertos alimentos concluyentemente ayudará a evitar el hipotiroidismo subclínico o a tratarlo si ya ha sido diagnosticado. No obstante, es importante conseguir una cantidad óptima de yodo en su dieta.  Muy poco yodo puede llevar al hipotiroidismo. Sin embargo, demasiado puede provocar hipotiroidismo o hipertiroidismo.

El yodo se encuentra especialmente en la sal de mesa yodada, el pescado de agua salada, los productos lácteos y los huevos. Los Institutos Nacionales de la Salud recomiendan consumir 150 mcg al día para la mayoría de los adultos y adolescentes. Un cuarto de cucharadita de sal yodada o 1 taza de yogur natural bajo en grasa, suministra aproximadamente el 50% de sus necesidades diarias de yodo. Generalmente, lo mejor que puede hacer para su función tiroidea es consumir una dieta balanceada y nutritiva.(Ver también: Desnutrición Crónica)

dietas-para-hipotiroidismo-4

Hay varias opciones de alimentos para personas con hipotiroidismo subclínico, y son las siguientes:

  • Huevos: los huevos enteros son mejores, ya que gran porción del yodo y el selenio se hallan en la yema, mientras que los blancos están llenos de proteínas.
  • Carnes: Todas las carnes, entre ellas el cordero, ternera y pollo.
  • Pescado: Todos los mariscos, incluidos el salmón, el atún, el fletán, los camarones, entre otros.
  • Verduras: Todas las verduras están bien para comer. Las verduras crucíferas se pueden consumir en cantidades moderadas, principalmente cuando se cocinan.
  • Frutas: Todas las demás frutas, incluyendo bayas, plátanos, naranjas, tomates.
  • Granos y semillas sin gluten: arroz, trigo sarraceno, quinoa, semillas de chía y linaza.
  • Productos lácteos: todos los productos lácteos, incluyendo leche, queso, yogurt.
  • Bebidas: Agua y otras bebidas sin cafeína.

Las personas con hipotiroidismo subclínico deben comer una dieta basada en verduras, frutas y carnes magras. Son bajos en calorías y muy abundantes, lo que puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Tomar los nutrientes adecuados. El combustible más significativo para la salud de la tiroides son las vitaminas B2, B3, B6, C, E, A y D, así como el zinc, el cobre, el selenio, la tirosina y el yodo. Estos nutrientes trabajan mejor como parte de una dieta bien balanceada. Añadir aceite de pescado con EPA y DHA ayuda con todos los desequilibrios de la tiroides.

dietas-para-hipotiroidismo-10

El aceite de pescado, el selenio y la vitamina D son fundamentalmente útiles en la tiroiditis autoinmune. Igualmente lo es eliminar el gluten de su dieta y añadir la hierba romero a sus alimentos. También se deben explorar las hierbas que apoyan la tiroides. La Ashwagandha es una gran hierba para su sistema hormonal. Sensibiliza los receptores tiroideos a la hormona tiroidea y además es compatible con las glándulas suprarrenales. También puede probar Bacopa monnieri, Coleus forskohli, lúpulo y salvia más yodo y selenio para el apoyo total de la tiroides.

Comer una dieta de estilo mediterráneo, también es eficaz, esta incluye gran cantidad de verduras y frutas frescas y orgánicas, proteínas apropiadas, especialmente de pescado de agua fría y carne o pollo sin hormonas y antibióticos, aceites sanos como el aceite de oliva y cereales integrales y legumbres. Algunas personas proponen evitar la soya, aunque varios estudios sugieren que la soya no es un problema, principalmente cuando se cocina o se fermenta, como el tempeh o el miso.

Evada los alimentos procesados, las grasas trans y reduzca la ingesta de productos de harina blanca. Igualmente es importante evitar el azúcar y el exceso de cafeína, ya que ambos pueden ser nocivos para las glándulas suprarrenales y afectar el equilibrio hormonal. Como muchas mujeres saben, la salud sufre cuando la función tiroidea es baja. Asimismo es cierto que la función tiroidea sufre cuando la salud general se ve complicada. Es por eso que un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada son tan significativos para la salud de la tiroides.

Dietas para hipotiroidismo de Hashimoto

No hay una  mejor dieta para la tiroides de hashimoto, pero hacer un cambio específico en la forma en que come es habitualmente necesario para perder peso con éxito cuando tiene una condición de la tiroides. No obstante, el tipo de dieta a seguir depende de su fisiología, sensibilidad a los alimentos, capacidad de absorción de nutrientes y de la eficacia de su cuerpo para metabolizar, acumular y quemar carbohidratos, entre otros factores. La clave es probar distintas formas de perder peso y, cuando halle algo que funcione, apégate a él. Algunos enfoques a considerar son:

  • Disminuir las calorías en general: utilice una aplicación de cálculo de calorías en su teléfono o computadora para investigar cuánto comer y todo lo que come y bebe.
  • Aumentar el consumo de fibra: conseguir una buena cantidad de fibra es una de las tácticas esenciales que puede utilizar como paciente con tiroides si anhela perder peso. Puede proceder de alimentos ricos en fibra, suplementos o ambos.
  • Esté atento a los alimentos que reducen la producción de la tiroides: evada el consumo excesivo de alimentos y verduras crudas y goitrogénicas  como la col rizada, las espinacas y el brócoli. Reflexione la posibilidad de pasar las dietas de jugo crudo en específico.
  • Restringir los carbohidratos simples y el azúcar: intente seguir una dieta de bajo índice glucémico.
  • Una dieta antiinflamatoria: El protocolo autoinmune o antiinflamatorio puede ser una buena opción a reflexionar.

  • La dieta Paleo: una dieta de alimentos integrales sin azúcar o baja en azúcar, puede reducir la inflamación. Sólo certifique de que está recibiendo suficiente yodo.
  • Una dieta baja en carbohidratos o una dieta muy baja en carbohidratos: los ejemplos de este tipo son la dieta cetogénica y la dieta Atkins.
  • Cambiando el tiempo de sus comidas: Pruebe la dieta de ayuno intermitente. Otro enfoque que puede ser efectivo es el de la mini-comida. Restringir su alimentación a dos o tres comidas por día sin bocadillos y sin comida luego de las 8 pm puede ayudar a incitar la quema de grasa y ayudar a regular las hormonas del hambre.
  • Hacerse la prueba para revelar alérgenos alimentarios: los alérgenos más comunes son los productos lácteos, el trigo, la soja y ciertas frutas y nueces. Si se revela que posee alergias a alguno de estos, trabaje para excluirlos de su dieta.
  • Una dieta sin gluten: existe una correlación entre la sensibilidad al gluten y la enfermedad celíaca y el desarrollo de enfermedades auto-inmunes, entre ellas la tiroiditis de Hashimoto. Algunos pacientes han reportado una pérdida de peso reveladora cuando cambiaron a una dieta sin gluten.

dietas-para-hipotiroidismo-9

El agua igualmente ayuda a que su metabolismo funcione de forma más eficiente. También puede ayudar a disminuir el apetito, eliminar la retención de agua y la hinchazón, y reformar la eliminación y la digestión. Es posible que conozca la recomendación habitual de tomar ocho vasos al día, pero algunos expertos proponen que se pueden tomar aún más cantidad que esta. Hay diferentes nutrientes que son significativos para la salud óptima de la tiroides, entre ellos tenemos:

Yodo: Este es un mineral esencial que se requiere para producir hormonas tiroideas. Por lo tanto, las personas con una deficiencia de yodo podrían estar en riesgo de hipotiroidismo. La deficiencia de yodo es muy habitual y afecta a casi un tercio de la población mundial. No obstante, es menos frecuente en personas de países desarrollados como los Estados Unidos. Ya que pueden impedir una deficiencia de yodo añadiendo sal de mesa yodada a sus alimentos.

Selenio: El selenio ayuda al cuerpo a «activar» las hormonas tiroideas para que puedan ser utilizadas por el cuerpo. Este mineral esencial también tiene beneficios antioxidantes, lo que significa que puede proteger la glándula tiroides del daño de las moléculas llamadas radicales libres.

dietas-para-hipotiroidismo-8

Agregar alimentos ricos en selenio a su dieta es una excelente manera de aumentar sus niveles de selenio. Esto incluye nueces de Brasil, el atún, las sardinas, los huevos y las legumbres. Sin embargo, evite tomar un suplemento de selenio a menos que se lo indique su médico. Los suplementos proporcionan dosis grandes, y el selenio puede ser tóxico en grandes cantidades. (ver también: Calorías en las Frutas)

Zinc: Al igual que el selenio, el zinc igualmente ayuda al cuerpo a «activar» las hormonas tiroideas. Los estudios igualmente manifiestan que el zinc puede ayudar al cuerpo a regular la TSH, la hormona que le indica a la glándula tiroides que libere hormonas tiroideas.  Las deficiencias de zinc son raras en los países desarrollados, ya que el zinc es abundante en el abastecimiento de alimentos. Sin embargo, si tiene hipotiroidismo de Hashimoto, debe aspirar a consumir más alimentos ricos en zinc como las ostras y otros mariscos, carne de res y pollo.

Una dieta que mejore estos nutrientes es vital para un plan de recuperación ordinario. La mejor forma de obtener los requerimientos diarios de estos minerales y nutrientes es consumir una dieta balanceada. Si esto no es viable, los suplementos también están disponibles. Evite consumir cualquier alimento dentro de una o dos horas luego de tomar el medicamento para la tiroides, ya que perturba la forma en que el medicamento es absorbido por el cuerpo. Siempre contienda cualquier cambio en su dieta o medicamento con su médico.

Conjuntamente, se piensa que algunas dietas son beneficiosas para las personas con la enfermedad de Hashimoto son:

  • Dieta paleo.
  • Dieta libre de gluten.
  • Dieta vegetariana o vegana.

Dieta para hipotiroidismo y colesterol alto

El lazo entre la enfermedad tiroidea y el colesterol alto está bien determinado. Cualquier persona que haya sido calificada con problemas de lípidos debe hacerse una revisión de la tiroides, ya que el tratamiento para una dificultad de tiroides puede ser la clave para el control del colesterol. Lo que es menos acreditado es que los medicamentos para el colesterol igualmente pueden afectar la enfermedad de la tiroides.

Un corazón saludable demanda dieta rica en frutas y verduras, granos enteros y proteínas magras como fuentes de las aves de corral, pescado y nueces, y baja en grasas saturadas y trans, y esta puede poseer un gran efecto sobre los niveles de colesterol. Por ejemplo, diferentes investigaciones sobre procesos cardiovasculares, indicaron que las personas que siguieron una dieta rica en alimentos para reducir el colesterol a base de plantas, como las nueces, tenían niveles de colesterol LDL un 17% más bajos que los que no seguían esa dieta.

dietas-para-hipotiroidismo-7

Mientras tanto, los alimentos chatarra como la comida rápida, los refrescos, los pasteles, los dulces y las galletas pueden favorecer a elevar los niveles de colesterol. Si su dieta está repleta de estos alimentos, empiece a hacer pequeños cambios en los que pueda desenvolverse. Puede ser deprimente pasar de una dieta poco saludable a una dieta saludable, así que trate de hacerlo progresivamente, retirando pocas comidas a la vez. Eliminar la soda es un gran primer paso, y se puede cambiar por agua burbujeante sin azúcar. (ver también: Hipertiroidismo)

Una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros, frijoles, y grasas buenas pueden ayudar a disminuir lo que a veces se llama mal colesterol. Usted posee una mayor probabilidad de contraer enfermedades del corazón cuando su el nivel de su colesterol LDL se pone demasiado alto. Además, usted obtiene otros beneficios de estos alimentos, ya que ellos también:

  • Baja su presión arterial.
  • Potencian la inmunidad.
  • Lo protegen contra ataques cardíacos, derrames cerebrales y algunos cánceres.

Dieta para hipotiroidismo y diabetes

Cuando se tiene hipotiroidismo y diabetes, céntrese en estos alimentos cuando esté en la tienda de comestibles, y recuerde que en un mercado agrícola también puede conseguir algunas opciones excelentes, entre los alimentos que ayudan a la diabetes y el hipotiroidismo tenemos:

  • Frutas y verduras: busque las más coloridas, como bayas, las naranjas, las manzanas, los ñames, el brócoli, las espinacas y los pimientos. Naturalmente, libre de colesterol y bajas en grasa, las frutas y verduras son la base de una buena dieta.
  • Granos integrales: la avena, la quinoa, la cebada y el trigo integral brindan fibra, carbohidratos complejos y proteínas. Busque panes, pastas y cereales hechos con una diversidad de granos integrales. No obstante, deberá evitar ciertos granos si su médico le dice que no puede consumir gluten o que posee enfermedad celíaca, que afecta su intestino delgado. Asegúrese de leer las etiquetas para cerciorarse de que los productos que compra igualmente sean bajos en grasa, azúcar y sodio.
  • Carnes y frijoles: Escoja cortes sin piel de pollo o pavo pechos, y los cortes de carne magros como el lomo de cerdo y bife, lomo o solomillo. Lea las etiquetas para cerciorarse de que la carne esté al menos 92% libre de grasa. Compre frijoles ricos en proteínas como los negros, de soya, riñón o garbanzo.
  • Nueces y semillas: merienda con ellas o utilícelas como aderezos en ensaladas y pastas, y procure abastecerse de las variedades llanas. Cuando compre mantequilla de maní de estilo natural o mantequilla de almendra, busque productos que contengan solo nueces, o sencillamente nueces y sal.

dietas-para-hipotiroidismo-11

  • Productos lácteos y calcio: averigüe productos sin grasa o bajos en grasa como el yogurt, leche y queso, así como pescados enlatados como atún, sardinas y salmón. Si eres intolerante a la lactosa o vegano, prueba los cereales y jugos enriquecidos con calcio, y los vegetales de hojas verdes para llenar el vacío de calcio. La vitamina D, que lo ayuda a ingerir más calcio, frecuentemente se añade a los productos lácteos, algunos cereales y la margarina. Asimismo se encuentra naturalmente en el pescado y en las yemas de huevo.
  • Alimentos ricos en omega-3: la gran parte de nosotros no consumimos bastante ácido graso en nuestras dietas. Se puede hallar esta grasa en el pescado y los peces de agua fría como el salmón, el atún, el mero, el arenque y la caballa poseen cantidades más altas. Igualmente puede encontrar ácidos grasos omega-3 en las nueces y la linaza molida. También busque alimentos enriquecidos con él. Estos pueden ser huevos, productos lácteos, productos de soya, panes, cereales y pastas.
  • Buenos aceites: Algunos aceites pueden ser buenos para usted. El aceite de oliva puede ayudar a aumentar el nivel de su colesterol bueno o HDL. Busque otros aceites de origen vegetal como la canola, soja y girasol. Alimentos enriquecidos con esteroles vegetales: los esteroles y los estanoles vegetales son sustancias que ayudan a bloquear la absorción de colesterol en el intestino delgado. Se hallan naturalmente en los alimentos en cantidades muy pequeñas.

Puede conseguir algunos esteroles vegetales a partir de productos como nueces, semillas y legumbres, pero no los 2 gramos diarios recomendados para las personas con colesterol alto. Si requiere más, busque alimentos enriquecidos con esterol, como los productos para untar con margarina, un poco de yogurt o leche baja en grasa, algunos jugos de frutas y ciertos cereales. Asegúrese de leer las etiquetas para cerciorarse de que la comida no sea igualmente alta en grasa y azúcar.

https://www.youtube.com/watch?v=FUaJ20WtXls

(Visited 1.029 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas que podrian interesarte