DoblementeSaludable

Sobrepeso en Niños: ¿Qué es?, causas y más.

El sobrepeso en niños está relacionada con malos los  hábitos alimenticios que mantiene la sociedad moderna y es sin duda, una de  las epidemia más grandes que está atacando en este siglo. Por ello es necesario tomar conciencia de ella, conoce un poco más la terrible enfermedad del siglo XXI.

¿Qué es Obesidad y Sobrepeso?

Ambos términos aunque para muchos tienen el mismo significado, aquí se profundizará un poco en cada concepto para entender la diferencia  entre ambos términos y así poder comprenderlos y tomar las medidas que sean necesarias para controlar este desajuste alimenticio.

Obesidad

Conocida como la epidemia del siglo XXI, se  puede definir como una enfermedad crónica de origen multifactorial (anomalías congénitas, que se forman por varios factores que pueden ser genéticos o ambientales). Se caracteriza, por el elevado crecimiento  anormal de la grasa corporal del individuo, llevándolo a este al riesgo de una muerte segura.

Sobrepeso

Se le define como el exceso de de grasa en el cuerpo. Gracias  a los suministros exagerados de alimentos y ocasionado también por el sedentarismo.

¿Qué es la Obesidad Infantil?

Es un problema de salud pública, que puede definirse como acumulación de grasa excesiva en el cuerpo que puede llegar a  ser nociva para la salud. Esta enfermedad  está afectando a niños, niñas y adolescentes del mundo en la actualidad. Se estima que de cada 100 infantes, 45 % sufren de obesidad infantil taza muy preocupante para edades tan tempranas según los informes de OMS (Organización Mundial de la salud). Se puede resaltar que sus principales causas son la mala alimentación, el sedentarismo y la falta de actividades físicas. (Ver artículo: Calorías en las Frutas ).

Tipos de obesidad Infantil.

Como se definió anteriormente la obesidad es considerada una enfermedad crónica, debido a muchos factores y tipos que se pueden clasificar,  según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en los siguientes tipos:

Según la distribución de sobrepeso (grasa) en el cuerpo:

  • Obesidad central: el exceso de grasa se encuentra concentrada en el tronco,  para los médicos esta es la más peligrosa, ya que ocasiona complicaciones metabólicas como la Diabetes y enfermedades del corazón.
  • Obesidad periférica: la grasa se concentra  desde la cintura hacia la parte baja del cuerpo, origina problemas gran parte de las articulaciones. (varices y artrosis en las rodillas).
  • Obesidad homogénea: la grasa se reparte por todo el cuerpo en iguales proporciones.

Según el Índice de Masa corporal (IMC):

  • Normopeso: cuando el IMC se ubica entre los valores 18,5 – 24,9 Kg/m2
  • Sobrepeso: cuando el IMC se ubica en valores entre 25.0 y 29.9. Kg/m2, se considera Obesidad.
  • Obesidad Tipo I: cuando el IMC se ubica entre 30.0 y 34.9. Kg/m2. Obesidad muy grave
  • Obesidad Tipo II: cuando el IMC se ubica entre 35.0 y 39.9. Kg/m2.
  • Obesidad Tipo III o IV (extrema): cuando el IMC se ubica en más de 40.0  Kg/m2/ >50 kg/m2 En este punto la vida del paciente corre peligro.

 

Según la causa:

  • Herencia: es una de las más comunes.
  • Dietética: según el estilo de vida (sedentarismo, ingesta de alimentos con gran contenido calórico).
  • Obesidad por desajuste: Cuando se produce un desajuste siempre siente la necesidad de seguir comiendo alimentos por lo general dañinos para la salud, necesidad que no se satisface.
  • Defecto Termogénico: cuando el organismo no es capaz de quemar las calorías de formar regular.
  • Obesidad Nerviosa: es generada por tipo de desordenes psicológicos, o cuando se está en estado de ansiedad y la persona siente necesidad de comer.
  • Enfermedades Endocrinas: son la generada por enfermedades de tipo endocrino (hipercriticismo o el hipotiroidismo).
  • Obesidad por Medicamentos:este tipo de obesidad es generada por la ingesta de medicamentos en exceso, por ejemplo antidepresivos o corticoides entre otros.
  • Obesidad cromosómica:esta asociado a los infantes que sufren síndrome de Down o de Turner.

Causas de sobrepeso en niños.

 Son muchas las causas que producen esta enfermedad, aquí se citarán las mas comunes:

  1. Mala alimentación: esta es ocasionada muchas veces por el estilo de vida de muchos padres, que tiene poco tiempo en sus trabajo para dedicar a la atención de sus hijos, y les resulta más cómodo recurrir a la comida rápida o chatarra para ahorrar tiempo,  y es esta una de la consecuencia de la ingesta de más calorías de las que se gastan.
  2. Sedentarismo o falta de ejercicio físico: el sedentarismo de muchos niños debido  a las actividades que realizan diariamente, que está concentrada  en torno a la televisión, computadoras y a los juegos de video,  y falta de algún deporte, son los motivos por los que los niños, niñas y adolecentes pueden tener sobrepeso.
  3. Influencia Genética: Un niño con padres obesos estará más propenso a ser obeso también.

Sobrepeso en niños según su edad

El sobrepeso infantil, se encuentra estratificado en grupos, de acuerdo a la edad del niño, los grupos son los siguientes:

 De 2 a 5 años.

 Según el informe OMS (Organización mundial de la salud) de cada 10 niños en edades comprendidas entre los 0 y 5 años de edad, 4 son propensos a sufrir de esta enfermedad. Estos casos no necesariamente tienen que ver con la mala alimentación, según informes y estudios realizados señalan que el 32% de los menores estudiados, no consumen algún tipo de  fruta al día y el 41% no tienen los hábitos de comer verduras a diario. Otro porcentaje del estudio,  resalta que un 36% de los niños no realizan ninguna actividad física. (Ver artículo: Obesidad Infantil)

De 6  a  12 años.

El sobrepeso en esta edad,  se debe muchas de las veces  a la exagerada ingesta de comidas rápidas ricas en grasas, a los factores genéticos y el estilo de vida que se lleve en el hogar. Otro factor puede ser generado también por problemas endocrinos, así como a ingerir determinados medicamentos. Lo que genera un tema de estudio y de preocupación en los niños de 6 a 12 años.

El porcentaje en estos últimos años ha aumentado increíblemente y se  calcula que de cada 10 niños, 3 pueden estar padeciendo de obesidad,  en la población escolar de 5 a 11 años, el sobrepeso llega al 32%. Siendo este valorado por la OMS en un número significativo el porcentaje obteniendo una cifra de  678 000  con sobrepeso.

Recomendaciones en función de la edad.

  • Desde el nacimiento hasta el año: en esta etapa a lactancia materna debe ser el alimento por excelencia  para el niño, de esta manera se puede ayudar a prevenir el sobrepeso.
  • Entre 1 año y 5 años: es recomendable crear  buenos hábitos alimentarios. Se debe Ayudar al niño a desarrollar  buenas preferencias alimentarias ofreciéndole un amplio grupo de alimentos saludables. De la misma manera ayudarlos a fomentar actividades que les permita estar activos y desarrollar nuevas habilidades a partir de las que ya posee.
  • Entre los 6 y los 12 años: se debe animar al niño a realizar algún ejercicio físico cada día, motivarlos a practicar un deporte de equipo organizado o bien jugar al fútbol o a juegos que se realicen en parques  ratos libres. Se recomienda mantenerlos  activos también cuando esté en casa, ayudando en la limpieza de la casa, o proponiéndole actividades como jugar afuera o salir a caminar en familia. Déjelo participar en la elección de alimentos saludables, por ejemplo, dejándole que se prepare el desayuno.
  • Entre los 13 y los 17 años: es recomendable enseñar a los adolescentes a prepararse comidas y meriendas saludables. Así como  elegir comidas saludables y a hacer actividad física todos los días.
  • Todas las edades: Limitar el tiempo que pasa su hijo delante del televisor, el teléfono, la computadora, la videoconsola, etc, y evite que coma delante de una pantalla (de televisión o de otro tipo). Sírvale un amplio abanico de alimentos saludables y coman en familia siempre que sea posible. Insista a su hijo en que desayune cada día y en que tome por lo menos cinco raciones de fruta o verdura diarias, y limítele las bebidas azucaradas.

Riesgo de sobrepeso en niños.

 Los factores de riesgo de enfermedad entre este tipo de niños son más comunes, entre las más resaltantes están:

  • Glucosa alta en sangre, que la principal causante de la diabetes.
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Cardiopatías coronarias, insuficiencia cardiaca y accidentes cerebro vasculares.
  • Nivel de colesterol y triglicéridos en sangre alto.

  • Problemas óseos: osteoartritis, problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda (lumbago).
  • Artrosis en las rodillas, caderas, y tobillos
  • Apnea del sueño, provocando fatiga, somnolencia diurna y falta de atención.
  • Cálculos biliares y problemas del hígado.
  • Sudoración excesiva.
  • Hinchazón de los pies y los tobillos.

Diagnóstico de obesidad.

Para diagnosticar esta enfermedad es recomendable:

  • Visitar un pediatra o especialista (Nutricionista): este se encargará de determinar en qué estado se encuentra, según la tabla o curva de crecimiento en la cual se identifica la edad, el peso y la estatura del niño, allí se clasifica en un determinado percentil, que va a permitir determinar el grado de obesidad.

A partir de este análisis el especialista podrá determinar, su tratamiento así como diagnosticarlo a tiempo. (Ver artículo: Sobrepeso)

¿Cómo calcular el sobrepeso en niños?

Conocido como el IMC (índice de masa corporal), es un número utilizado para calcular la proporción entre el peso y la estatura de un niño. Mediante una sencilla formula matemática:

IMC = peso/estatura², medida en Kg/m².

 

No mide la grasa corporal directamente, pero las investigaciones han mostrado que tiene una correlación con mediciones directas de la grasa corporal. Por ejemplo, si tenemos un niño de 2 años y pesa 14,340 kg, mide 82 cm, su IMC será de 21. La fórmula para obtenerlo sería la siguiente:

IMC= 14,340 kg / (0,82 m x 0,82 m).

Para un especialista este resultado, genera una alarma de que este niño tiene un sobrepeso importante y por ello es necesario conocer los valores normales, para así poder evaluar su condición de sobrepeso. Los valores de riesgo son según sus grados de rango:

Bajo peso                       Menos del percentil 5

Peso saludable               Percentil 5 hasta por debajo del percentil 85

Sobrepeso                      Percentil 85 hasta por debajo del percentil 95

Obeso                             Igual o mayor al percentil 95

¿Cómo tratar el sobrepeso en niños?

 Una forma de sobrellevar este problema, es tomando ciertas consideraciones:

  1. Llevar una dieta sana y equilibrada, en porciones moderadas y crear hábitos de horarios para alimentarse (cada 5 horas en pequeñas proporciones). Es recomendable una dieta baja en grasas y alta en proteínas. El nutricionista indicará cual es la dieta más apropiada para su enfermedad.
  2. Hacer ejercicios, es recomendable una rutina de tres veces por semana durante 45 minutos. La intensidad debe adecuarse a las necesidades de quién lo practica, para niños es ideal ejercicios al aire libre (fútbol, natación, atletismo, paseos e bicicletas o por que no jugar en el parque) lo importante es que evite el sedentarismo.

Los médicos consideran, que el trato que se le debe dar a un niño obeso,  requiere tratamiento a largo plazo, que se deben habituar en el niño por parte de sus padres como normas alimentarias, modificación de los hábitos de conducta, ejercicio físico y terapia farmacológica. De esta manera podrán lograr los resultados deseados y prevenir enfermedades futuro.

Tratamiento Farmacológico y Quirúrgico.

La Organización Mundial de la Salud, consideró que  el empleo de fármacos y cirugía son vías agresivas para el tratamiento contra la obesidad, sin embargo, las acepta y recomienda en casos muy específicos y en casos donde la obesidad pueda tener consecuencias graves.

El tratamiento farmacológico debe incluir: dieta, actividad física, así como una intervención psicológica.

 Tratamiento Psicológico.

Los estados depresivos en las personas, también forman parte de esta patología, y como consecuencia trae resultado que deben ser evaluados por un especialista psicológico, según sea su análisis y sus resultados propondrán tratamientos conductuales y estrategias para el control de las emociones que en su mayoría son  negativas y  relacionadas con la autoestima. Los objetivos terapéuticos deben:

  1. ser muy claros y realistas.
  2. plantearse una evaluación inicial de los hábitos de alimenticios y actividad física. Objetivos deben ser visualizados con metas a cumplir en poco tiempo, relacionados con la modificación de estos hábitos, relacionados con el peso.
  3. Brindar las herramientas que permitan a la persona evitar situaciones de riesgo.
  4. Impulsar un estilo de vida saludable.

Como podemos ayudar a un niño con Sobrepeso.

Como se dijo anteriormente,se debe enseñarles a crear hábitos  tanto en la manera de comer como en la realización de actividad física, sin embargo es necesario generar  acciones específicas tales como:

  • Restringir el consumo de alimentos ricos en azúcar y grasa.
  • Establecer horarios para cada alimentación.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Tomar Agua diariamente. Y en cantidades recomendables.
  • Hacer actividad física todos los días.
  • Evitar el ayuno.
  • Agregar en la dieta altas cantidades de alimentos que contengan: proteínas, carbohidratos y lípidos, además de nutrientes críticos como el calcio y  hierro.
  • Fomentar actividades físicas al aire libre.
  • Descartar obesidad secundaria.
  • Preparar jugos con frutas saludables y recomendadas por el especialista.
  • Involucrar a todo el grupo familiar.

Cómo balancear las calorías y ayudar a los niños a adoptar hábitos de alimentación saludables.

Una de las maneras más sencillas, es ofrecer comidas  que proporcionen la nutrición necesaria y adecuada, tanto en cantidades como en calorías. Se puede ayudar a que los niños aprendan a ser conscientes de lo que comen adoptando hábitos alimenticios, así como prepararles sus platos favoritos en versiones saludables para así evitar tentaciones de alto contenido calórico.

Para ayudar a sus niños y su familia a adoptar hábitos de alimentación saludables:.

  • Ofrecer una variedad de verduras, frutas y productos integrales.
  • Incluir leche y productos lácteos bajos en grasa o descremados. (Yogurt, quesos bajos en grasas).
  • Elegir carnes magras (aves, pescad),  lentejas y frijoles para ingerir proteínas.
  • Servir porciones razonables de comida. Cree hábitos. .
  • Limite las bebidas endulzadas con azúcar y grasas saturadas.

Evita dar de comer.

  • Todos los alimentos procesados. Pan blanco, pizza, platos en salsas o gratinados o que contengan mucha grasa y demasiada sal.
  • Procurar cocinar de forma sencilla con platos a la plancha, al horno, al microondas o al vapor. Eliminar las frituras, los embutidos y los dulces.
  • Usar aceite de oliva para cocinar y aliñar los platos, siempre en poca cantidad.
  • Los cereales para el desayuno de los niños contienen mucho azúcar. Una pequeña rebanada de pan integral es más sana y nutritiva.
  • Las bebidas azucaradas y las chucherías, sólo en momentos muy especiales como las fiestas y en baja cantidad.
  • Si le encanta el chocolate, de preferencia consumirlo negro.

Preguntas que debe realizar al médico para evitar sobrepeso.

  • ¿Cuánto debe comer?
  • ¿Cuantas veces al día debe comer?
  • ¿De qué tamaño deben ser las porciones?
  • ¿Cuanta actividad física debe realizar?
  • Si el niño es difícil para comer. ¿Cómo puedo hacer que coma saludablemente?
  • ¿Es cierto que los adolescentes siempre tienen hambre?

¿Cómo se previene el sobrepeso y la obesidad?

Para conseguir que los niños de todas las edades, logren  mantener un peso saludable, se debe implicar a toda la familia; mantener una alimentación saludable y hacer de la práctica del ejercicio físico un hábito. Así como que  los niños colaboren en la planificación y la preparación de comidas sanas.  Es bueno también animarlos a  ir de compras  y escoger alimentos saludables. Evite caer en las trampas más frecuentes:

  • No recompense al niño  por su buena conducta, ofreciéndole golosinas o dulces. Piense en otras maneras de gratificarlos y modificar su comportamiento.
  • No trate de  imponer  la norma de que deje siempre su plato limpio. Si está satisfecho es posible  que se sienta obligado a seguir comiendo. Refuerce la idea de que solo debe comer cuando tenga hambre.
  • No hable sobre “alimentos malos” o «prohibidos» ni elimine por completo los dulces favoritos, es posible que con esta actitud se logre que  los niños pueden rebelarse y comer cantidades excesivas de los alimentos prohibidos cuando están fuera de casa.

 Alerta de Obesidad en el Mundo.

Para las organizaciones que tratan  los problemas de obesidad en el mundo,  se refieren, a que ya no es solo un problema de pobres, sino de países ricos también. De los casi 42 millones de niños menores 5 años que tienen sobrepeso en el mundo, el 83% (35 millones) vive en países con ingresos medios y bajos. Un problema que para Organización Mundial de la Salud (OMS), les resulta una pesadilla explosiva.

Datos y Cifras:

  • Para el año 1975, los índices de sobrepeso y obesidad han aumenteado 3 veces sus valores.
  • La mayoría de la población mundial pertenece a países donde la obesidad es una de las principales causantes de muerte prematura o a edad joven.
  • Para el año 2016,  las cifras mundiales de la obesidad alcanzaba casi la cantidad de 50 millones de niños, sin contar adolescentes.

Sobrepeso en niños

Nutrición Vs Obesidad.

Son muchas las consecuencias que esta enfermedad puede causar, es por ello que se deben tomar en cuenta estos tips:

  • La obesidad y el sobrepeso en edad infantil suponen un riesgo mortal  para la salud y se ha convertido en uno de los mayores desafíos de salud de este siglo.
  • La consecuencia para los menores tiene mayor riesgo, ya se puede enfrentar a la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades cardiovasculares, que con una buena campaña a nivel mundial se podría evitar.
  • Es necesario crearles buenos hábitos para la salud, como: mejorar  la alimentación y aumentar  la actividad física.

En la Actualidad.

Para la Organización Mundial de la Salud la obesidad infantil constituye uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI”. En el año 2010, 42 millones de niños tenían sobrepeso.  Cifra preocupante para el desarrollo de para población mundial.

Es preocupante que esta cifra haya aumentado alarmantemente a lo largo de las últimas décadas, y los tratamientos, recomendaciones nutricionales para prevenirlos junto a sus sus consecuencias son muy poco eficaces. Estas cifras las podemos resumir de la siguiente manera:

  • 1 de cada 3 menores de 15 años tiene sobrepeso y obesidad.
  • En Europa el 19% al 49% de los niños tienen sobrepeso u obesidad. Lo que representa aproximadamente entre 12 y 16 millones de jóvenes afectados.
  • A nivel mundial, países latinoamericanos y africanos,  la obesidad ha pasado de 11 a 124 millones de niños. Mucho más del 70%.

La publicidad de alimentos y la obesidad infantil.

Es muy evidente que la televisión y la publicidad juegan un papel, si se puede decir  incógnito detrás de esa imagen de entretenimiento, la publicidad  junto al tiempo que los niños, niñas y adolecentes pasan frente a este aparato, sumado al sedentarismo, son una dosis silenciosa de esta enfermedad. El constate bombardeo de publicidad apuntando hacia la alimentación  las 24 horas el día es preocupante, y se debe tomar muy en cuenta si se quiere mantener una salud alimenticia optima de los niños.

Los menores reciben 7.500 impactos al año de mensajes que les dicen que coman un producto que no es saludable, comida que según criterios médicos son poco recomendables: galletas dulces, cereales de desayuno azucarados, ponqués, batidos, helados y gran variedad de productos lácteos, cacao y golosinas, comida rápida, snakcs salados y refrescos, todos ricos en calorías, alto contenido en azúcar, grasas, sal, y  bajos en nutrientes.

Esta comprobado por estudios realizados, por personas que estudian estos trastornos, que niños en edad escolar entre los seis y doce años,  ve  cada día  25anuncios publicitarios  de comida y el 75% son de productos que no recomiendan consumir, si se desea mantener una buen{a alimentación y un excelente estado físico.

¿Qué alimentos se pueden incluir  en la dieta de los niños?

Podemos incluir en la dieta básica los siguientes grupos:

  • Productos Lácteos:consumir leche (medio litro, al menos, al día).
  • Carne: procurar que sea de diferentes especies: vacuno, cerdo, pollo, conejo, cordero, etc.
  • Pescados:la sardina, caballa, atún, etc. preferiblemente no fritos
  • Huevos:no más de 4 ó 5 huevos a la semana.
  • Papas: sancochadas como acompañante de de hortalizas y ensaladas.
  • Legumbres.
  • Frutas: insistir para que los niños tomen fruta natural.
  • Verduras y vegetales.
  • Pan: su aporte de hidratos de carbono contribuye al equilibrio de la dieta. Pero en cantidades mínimas.
  • Pastas: consumirla como fibra y combinada con legumbres, verduras, hortalizas, etc.
  • Arroz: son cereales que aceptan buenas combinaciones con otros alimentos, pero es muy importante que se alternen con verduras y hortalizas
  • Dulces: consumir de manera moderada, preferiblemente chocolates negros y dulces no refinados.
  • Grasas: es necesaria para el organismo puesto que aporta vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales, pero no su consumo abusivo. (Ver artículo:Dieta Nutritiva )

Niños más sanos y felices.

Existen muchas maneras de hacer crecer niños felices y bien adaptados, los expertos aconsejan:

  • Respetar su autonomía.
  • Proporcionar una alimentación saludable.
  • Fomentar la actividad física.
  • Dar afecto.
  • Prestar atención.
  • Trasmitir alegría.
  • Inspirar seguridad.
  • Dedicar tiempo.
  • Impulsar la imaginación.
  • Fomentar valores.

En Resumen.

La obesidad es una enfermedad que puede ser considerada como leve del 20 al 40 % de sobrepeso, moderada del 41 al 100 % de sobrepeso,  grave cuando excede más del 100% de sobrepeso. Ya sea por factores genéticos o por hábitos alimenticios, la obesidad infantil es un riesgo latente, sobre el cual es importante tomar medidas oportunas para evitarlo.

Cuando se trata de prevenir, fomentar actividades físicas es una clave importante, algunos ejemplos son:

  • Jugar a quien camina más rápido de vuelta a casa.
  • Saltar la cuerda en grupos.
  • Jugar algún deporte en familia.
  • Inscribir a los niños en actividades como gimnasia artística o artes marciales.
  • Nadar, montar en bicicleta, bailar e incluso jugar a la pelota.

 

(Visited 740 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras entradas que podrian interesarte