Vitamina D25, Déficit, Causas, Síntomas y Tratamiento

En este artículo vamos a tratar un tema de suma importancia como es la vitamina D25, y su incidencia en el desarrollo del organismo, trataremos de dar al lector la mayor cantidad de información necesaria.

Suficiencia e insuficiencia de vitamina D25

Esta vitamina se considera muy necesaria para las funciones vitales en el organismo humano. Su composición consta de diferentes metabolitos incluso de índole dietético, en el cual se destaca el calcitriol 1 o hidroxivitamina vitamina D25, considerado como el metabolito más activo y podríamos decir importante dentro de una cantidad de otros que la componen.

El contenido de esta vitamina en los alimentos no es muy común y entre los que se consiguen podríamos nombrar pescados grasos, en los huevos, principalmente en la yema. Sin embargo también hoy en día esta fuente de vitamina puede ser fácilmente conseguida en mercados, ya que existen muchos alimentos que ya la poseen, siendo así más fácil para el consumo humano. Podemos conseguirla en cereales, así como lácteos, que sirven de ayuda para aportar la deficiencia que pueda existir de vitamina D2 y 3 en el cuerpo.

VITAMINA D25

 

La vitamina D25 o ergocalciferol, es de origen animal; mientras que la vitamina D3 o colecalciferol es de origen animal, la cual es formada a partir del dehidrocolesterol 4.

Podemos decir que una de las principales formas de conseguir la fuente de vitamina D para el consumo humano es el dehidrocolesterol-7, esto ocurre a través de la piel por los rayos ultravioleta del sol, por lo cual induce la conversión proteolítica de la sustancia.

Existen dos etapas por medio de las cuales se produce o se activa la vitamina D en forma metabólica.

La primera que se produce hidroxilación del carbono en el hígado por medio de la hidroxilasa, produciéndose luego la hidroxivitamina D conocida también como calcidiol o calcifediol o también denominado hidroxicolecalciferol.

Como segunda etapa podemos mencionar la formación de dihidroxivitamina D, también denominado calcitriol, la cual se produce en condiciones de índole fisiológicas especialmente en el riñón a través de la hidroxilasa.

VITAMINA D25

 

Esta enzima es estimulada a través de la hormona (PTH) o paratiroidea, y es inhibida por el P sérico. La misma predomina en el epitelio tubular , aunque igualmente se suele ver en el tubo distal.

Cuando existe insuficiencia de tipo renal la capacidad de la enzima disminuye a medida que avance la enfermedad renal de forma crónica.

Esto ocasiona que se alteren las cantidades de Ca y P sérico de forma inversa.

La hipocalcemia puede estimular la PTH, en cambio la hiperfosforemia causa la inhibición de la hidroxilasa, resultando un estímulo para la PTH.

Debido a la disminución en la absorción de Ca en intestino e inhibición del gen de PTH, así como toda una serie de situaciones como disminución de receptores de calcitriol a las glándulas paratiroides, todo ello favorece la patología de hiperparatiroidismo secundario.

Así también en las enfermedades renales de índole crónicas produce y mantiene la homeostasis del Ca y P; así mismo a medida que la situación se agrava el hiperparatiroidismo avanza y se producen problemas de índole óseo manifestándose en los huesos y la parte esquelética.

Podemos mencionar que la carencia de calcitriol sistémico podría ser sustituido por otras células, que podrían suplantar a la síntesis de calcitriol.

Existen tejidos y algunas células que debido a que poseen receptores de vitamina D e hidroxilasa son capaces de convertir 25(OH)D en 1,25(OH)D o calcitriol. Entre estas células neoplásicas están corazón, páncreas, músculo, colon, mama, vasos sanguíneos, próstata así como el sistema inmunitario.

El calcitriol es una hormona considerada activa la cual ejerce acción en mecanismos endocrinos y autoparacrinos, así mismo es una indicador bioquímico importante del estado corporal de vitamina D5. Por este motivo esto sigue siendo importante para pacientes con enfermedades ósea ya que incluye la cuantificación de calcidiol y PTH sin embargo no es necesaria la medición de calcitriol

Funciones del sistema hormonal de vitamina D

La vitamina D tiene muchas funciones a nivel biológico, entre las cuales podemos mencionar las siguientes:

Podemos dividirlas en dos grupos las funciones tradicionales o clásicas que se refieren a las que se encargan de regular la homeostasis Ca-P y la parte metabólica del sistema  óseo.

Las funciones no clásicas dentro de las cuales se encuentran las autoparacrinas y efectos pleiotrópicos los cuales son ejercidos en todo el organismo.

Podemos decir que la deficiencia de esta vitamina ocasiona una serie de consecuencias que repercuten directamente en el organismo, afectando tanto a niños, jóvenes y adultos generando entre otros problemas insuficiencia de la matriz ósea, principalmente en personas con edad avanzada. Asimismo la insuficiencia de vitamina D25 ocasiona disminución de la fuerza en músculos aumentando el riesgo de sufrir caídas. Igualmente la disminución de vitamina D ocasiona en niños y adolescentes raquitismo y en personas mayores osteomalacia.

Tal como lo mencionamos más arriba las consecuencias no clásicas de carencia de la vitamina D ocasiona una serie de anomalías a nivel del organismo humano como el progreso de hipertensión, enfermedades de tipo cardíacas, la diabetes principalmente la tipo I, cáncer de colon, esclerosis múltiple, psoriasis, cáncer de próstata.

Debido a que está relacionada con el crecimiento de las células es beneficiosa en la prevención de tumores debido a la disminución de angiogénesis y apoptosis de células cancerígenas.

Concepto de suficiencia de vitamina D: importancia del Calcidiol

Según los expertos en el tema y debido a múltiples estudios se considera que el nivel adecuado de calcidiol en el organismo humano debe ser aquella que produzca menos riesgo a las caídas o consecuencias de índole óseo, logrando la correcta supresión de la PTH, con lo cual será mejor absorbida y logrará los efectos de una masa ósea mejor y de menor riesgo de problemas a nivel de huesos y posibles caídas.

Una correcta cantidad de calcidiol es de 30 ng/ml a 40 ng/ml o concentraciones superiores a esta. Puede producirse hipovitaminosis cuando el nivel es de 20-30 ng/ml y la baja o insuficiente cuando el nivel es de 10’20 ng/ml, asimismo se considera nivel deficiente cuando está en los valores inferiores de 10 ng/ml.

Podemos hacer del conocimiento del lector que debido igualmente a la deficiencia de la vitamina D, se produce en pacientes con patología de hiperparatiroidismo secundario el aumento del remodelado óseo debido al estímulo de la PTH. Asimismo en pacientes con patología ERC, aumenta el progreso de hiperparatiroidismo secundario produciendo anomalías de mineralización.

Los porcentajes en adultos  por los que se considera deficiencia o insuficiencia de calcidiol está entre el 65 y 80%. Esto comúnmente sucede en la mayoría de los continentes, incluyendo Estados Unidos y Europa, existiendo algunos factores que mencionaremos a continuación que tienen incidencia directa sobre ello.

Entre algunos factores que afectan la carencia de vitamina D, principalmente en relación a la síntesis cutánea se produce debido a ciertos detalles que se exponen a la radiación de los rayos solares tales como las cremas protectoras de sol, la ropa, estas pueden minimizar o afectar la producción de vitamina en la piel. Ocurre igualmente que en lugares por encima de 37º N y por debajo de 37º S, principalmente en meses de invierno, la luz del sol es menos fuerte o es insuficiente para la síntesis cutánea.

Hay factores de índole biológico que afectan la producción de Vitamina D, entre algunos de ellos podemos mencionar la pigmentación de la piel, la falta de absorción de grasa en el cuerpo, la edad de la personas, así como determinados medicamentos.

Otro tipo de factores que afectan son los tipos de alimentos que se consumen ya que los mismos pueden  tener influencia en que se produzca o se minimice el nivel bajo de vitamina D25, en el organismo.

Como tercer factor podemos decir al lector que puede modificar el contenido adecuado de vitamina D en el organismo la absorción por el intestino de resinas quelantes, fibras; o que exista interrupción de reabsorción de los metabolitos de la vitamina D. También se ve afectada las función hepática y renal debido a la alteración de la 25-hidroxilación y su vez 1α-hidroxilación.

Igualmente se ve afectado debido al consumo de medicamentos  de índole corticoides, antiepilépticos, los cuales afectan la función de enzimas hepáticas lo cual produce la aceleración en el catabolismo.

También suele suceder que debido a la medición de calcidiol en el organismo, puede existir confusión en cuanto a la comparación de concentraciones séricas del mismo, produciéndose así otro tipo de factores de índole fisiopatológicos que se consideran inconvenientes en cuanto al tema de la vitamina D.

Déficit de vitamina D en pacientes con trasplante renal funcionante

Vitamina D25 cuando no es suficiente, no sólo se hace frecuente en la población en general, sino que afecta también a pacientes con ERC, haciéndose más frecuente en los pacientes que son trasplantados, lo cual les ocurre una vez que se hace dicho trasplante o lo que es lo mismo en el proceso postrasplante de manera inmediata.

 

Por ello es importante este tipo de pacientes con ERC, mantener los índices séricos correctos de calcidiol. Durante algunos años esto no fue tomado muy en cuenta.

Debido a un número de mortalidad causada por niveles reducidos de calcidiol 22-25, ha hecho que sea tomada más en cuenta la importancia del calcidiol en niveles adecuados en el organismo. Sin embargo, se puede decir que la verdadera importancia de esto es saber la cantidad de vitamina D que exista en pacientes con insuficiencia  renal crónica, para ello podemos tomar en cuenta los siguientes aspectos:

– La existencia de 1α-hidroxilasa si se encuentra en tejidos como vasos, colon, próstata, células óseas, paratiroides, llega a producir calcitriol de forma general siempre precedido por el calcidiol.

– El calcidiol es el sustrato del calcitriol. En los casos de insuficiencia renal crónica 1α-hidroxilasa puede llegar a ser sustrato dependiente, ya que mientras más concentración exista de calcidiol haya más síntesis de calcitriol.

 

– Estos dos componentes juntos pueden activar el receptor de vitamina D. Para el calcitriol la ventaja es superior (1:2.400), sin embargo en cuanto a la concentración favorece al calcidiol (1.000:1).

– Con la absorción intestinal de calcio por la vitamina D, hace que el receptor de la misma sea independiente.

Según estudios de Sadlier et al. Se observó en 112 pacientes concentración media de calcidiol de 16,6 ng/ml. Asimismo y según otro estudio se observó igualmente concentración media en pacientes que llevaban muchos años de ser trasplantados.

Debido a la cantidad adecuada de calcidiol en los pacientes trasplantados fue el 11% lo cual fue muy parecida a la de la población en general. Según estos resultados se plantearon el estudio de 139 pacientes que fueron tratados con calcidiol en niveles de concentración de PTH.

Lo cual luego de 4 años de seguimiento y agrupados en cuatro fases los que no recibieron tratamiento, los que recibieron dosis menor que 9.000 UI/mes entre 9.000 a 16.000 UI/mes; y los que recibieron más de 16.000 UI/mes. Las edades oscilaron entre 52,8 años, 86 hombres y 53 mujeres, con trasplante entre 4,6 años. Los resultados arrojaron un resultado de niveles adecuados en el 14% solamente, en el 71% insuficiencia y en el 15% que restaba deficiencia.

En resumen el resultado arrojado fue el 85% presentaba insuficiencia o deficiencia de calcidiol. Los resultados antes mencionados arrojan como punto final que la adecuada dosis de calcidiol permitió la obtención de buenos resultados, así como de cualquier otro tipo de vitamina D.

En otros estudios realizados recientemente se pudo observar la relación entre el calcidiol y la PTH. Aunque esta relación no se observó en trasplantes recientes.

Algunas de las causas del déficit de calcidiol en los pacientes trasplantados son diversas. Una de ellas es la utilización de fármacos inmunosupresores como tratamiento, tanto en la población en general como en los pacientes con ERC, lo que produce aumento del catabolismo de calcidiol.

Por tal motivo se recomienda a este tipo de pacientes mantener una baja exposición a la luz solar para evitar el cáncer de piel, así como el uso de cremas protectoras para el sol de factor alto, ya que esto disminuye la síntesis en la piel de provitamina D.

Recomendaciones sobre el tratamiento con vitamina D

Según estudios de la National Kidney Foundation/Kidney Disease Outcomes Quality Initiative (NFK-KDOQI) es recomendable mantener los estadios entre 1-5 de ERC, con calcidiol superiores a 30 ng/ml. Ahora bien en casos más avanzados el tratamiento se recomienda tomar en consideración el uso de calcitriol α-calcidiol u otros receptores de la vitamina D como paricalcitol.

En la guía de estudios anteriores no hay recomendaciones sobre pacientes trasplantados, sin embargo se asegura que deberían ser tratados como los pacientes no trasplantados con filtrado glomerular.

Sin embargo existe un alto número de pacientes que no reciben colecalciferol o calcidiol y se presume que sea por temor a que este último  pueda ser causa de hipercalcemia, hiperfosfatemia o hipercalciuria, o por desconocimiento del efecto positivo de aumentar los niveles de calcidiol.

En pacientes con trasplante renal no existe información en relación con la dosis de colecalciferol o de calcidiol (son componentes farmacológicos) que suplementan a este tipo de pacientes.

Según expertos se considera utilizar la misma dosis en población general como en pacientes con ERC.

En estudio realizado en pacientes con trasplante renal se administró colecalciferol 100.000 UI cada 15 días en el transcurso de dos meses y posteriormente 100.000 UI al mes. Dicha dosis aumentó los niveles séricos de calcidiol en >30 ng/ml, así mismo redujo los valores de PTH sin mayor efecto significativo de calcemia o calciuria. Por tal motivo podemos deducir que no hay necesidad de dar dosis tan altas para obtener los resultados ya mencionados.

Para los pacientes con trasplantes renales se debe determinar con más detenimiento la dosis correcta de colecalciferol o calcidiol a objeto de mantener concentración de calcidiol superior a 30 ng/ml, tomando en consideración el que no se aumente el nivel de calcio sérico y urinario.

Existe una limitación principal para el tratamiento de vitamina D como es la hipercalcemia en los pacientes con trasplante renal; luego del trasplante y al hiperparatiroidismo hay una elevada incidencia de tener hipercalcemia, claro tomando en cuenta el tiempo después del trasplante.

Actualmente existe la posibilidad de utilizar calcimiméticos para controlar el hiperparatiroidismo en pacientes con trasplante renal, esto conlleva a una mejora en las enfermedades óseas y mineral asociada a la ERC.

La litiasis está considerada una complicación no muy frecuente en los trasplantes renales, asimismo la calciuria suele aumentar el riesgo litogénico. Asimismo estos pacientes pueden presentar como la población en general alteraciones en el metabolismo pudiendo producir cálculos, hiperoxaluria e hipocitraturia.

Los niveles séricos por encima de 30 ng/ml son considerados márgenes de seguridad, en cuanto que no habría riesgo de toxicidad como podría pensarse, por niveles más altos. De modo que los niveles de calcidiol de 30-50 ng/ml es considerado adecuado para pacientes con trasplante.

En los pacientes trasplantados como en la población general es común los estados de insuficiencia de vitamina D. La dosis de calcidiol en dosis ajustadas mejora los posibles efectos positivos y la normalización de la misma. La idea es la mejora en la sensibilidad y funcionamiento de la glándula paratiroidea  a mediano y largo plazo.

Vitamina D y dolor crónico

La vitamina D es liposoluble, la encontramos en algunos alimentos de origen natural, lo cual en unión con la exposición a la luz del sol se sintetiza, luego de dicha exposición a la luz solar.

La falla de esta vitamina en el organismo es muy común a nivel mundial, lo que origina un número importante de problemas a nivel de salud, también causados por insuficiencia de la misma. Esta vitamina se utiliza para la mejora de problemas a nivel óseo tal como osteoporosis, mejora el riesgo de sufrir fracturas debido a caídas. También es beneficiosa en la prevención de la hipertensión, el cáncer y otras enfermedades, según estudios realizados sobre el tema. Asimismo y según algunas investigaciones la vitamina D está asociada al dolor crónico.

¿Qué es la vitamina D25?

La vitamina D25 es considerada importante para el organismo al igual que otras vitaminas del consumo humano. Existen dos formas: colecalciferol (vitamina D3) y ergocalciferol (vitamina D2). La diferencia entre ellas está que la D3 promueve la síntesis en la piel por la luz solar, y la D2, se sintetiza en plantas.

Podemos informar que la fuente natural de consumo de esta vitamina se encuentra en pocos alimentos, y debido a ello la síntesis cutánea es la forma principal de obtener la misma. Algunos alimentos como las yemas del huevo, el pescado son ricos en contenido de vitamina D, así como los cereales, leche, el jugo de naranja.

Se  debe tener conocimiento que la vitamina D es considerada de ayuda en concentraciones de calcio y fósforo, por ello es de suma importancia en la homeostasis ósea.

Esta vitamina es suministrada muchas veces sola o en combinación con calcio (Calcibon D), para ayuda en la prevención de problemas a nivel óseo y evitar riesgos de fracturas por caídas, se presume que es importante en a prevención de la hipertensión y del cáncer así como de otras enfermedades.

 

La deficiencia en los niveles de esta vitamina afecta a muchas personas tanto niños, adultos, ancianos y hasta mujeres postmenopáusicas, si han sufrido fracturas a nivel de huesos, donde el índice se ubicará en 25-hidroxivitamina D llega al 100 % (5).

Se sabe que en España hay un alto grado de deficiencia de vitamina D en varias personas de diferentes edades, de ambos sexos donde hay exposiciones a la luz solar frecuentes y alta.

Segùn información veraz que se posee se piensa que la administración de vitamina D en dosis concentradas tiene relación con el dolor crónico, por ello en pacientes donde las terapias tradicionales no surten gran efecto es factible pensar que la vitamina D puede mejorar y hasta tomar control del dolor.

Metabolismo de la vitamina D

Debido a la radiación ultravioleta en la piel se forma la vitamina D3 ya que el 7-dehidrocolesterol es el precursor para su formación. En el hígado se hidroxila y forma 25-hidroxivitamina. En el hígado, la vitamina D3 se hidroxila para formar 25-hidroxivitamina D3, lo cual sucede comúnmente en el riñón debido a su metabolito activo.

Tal como ya hemos mencionado en múltiples ocasiones, esta fuente de vitamina suele encontrarse en la dieta diaria del consumo humano, entre otros alimentos podemos destacar el pescado azul, sin embargo existen otros alimentos que aunque contienen importante fuente de vitamina D sólo ocurre luego de la fortificación. Esto ocurre en el intestino delgado entre el yeyuno y duodeno.

La presencia de la enzima CYP27B1 tiene una amplia importancia en la salud, ya que participa no sólo en la regulación del calcio y el metabolismo óseo, así como en la parte cardiovascular, inmunomodulación, regula el crecimiento celular.

Vitamina D y salud

La medida de vitamina D en sangre ha sido algo problemática debido a la exactitud y la precisión de la misma. Hace algùn tiempo esto es un tema universal ya que los niveles del metabolito 25-hidroxivitamina D suele ser el marcador en cuanto a la vitamina D, incluida la síntesis por exposición a la luz solar.

En consecuencia podemos preguntarnos: ¿qué niveles de vitamina D necesita el organismo para que exista una salud óptima de los huesos y el organismo?. Asimismo ¿qué dosis se debe emplear de forma correcta?.

La respuesta a estas dos interrogantes ha generado duras opiniones entre estudiosos del tema, generando diversidad de puntos sobre el tema. Sin embargo el único propósito de esto debe ser que se consigan los niveles séricos adecuados de 25-hidroxivitamina D superiores a 20 ng/, todo ello con el único propósito de una buena salud ósea del paciente.

Otra forma de lograr la vitamina D25 valor normal, es mediante la exposición a la luz solar, la ingesta de alimentos adecuados, el consumo de suplementos de vitamina D, los cuales aseguraron los niveles adecuados y óptimos.

 

Deficiencia de vitamina D y dolor crónico

En cuanto a este tema ha existido diferencia sobre la incidencia de la vitamina D en la aparición del dolor. Aunque algunos estudios no creen que haya relación entre los dos, otros indican que la concentración de la vitamina D si tiene relación directa con el dolor crónico. Sin embargo algunos pacientes con deficiencia de vitamina D informan de peor calidad de su vida diaria debido a mayor cantidad de dolor a nivel musculoesquelético.

Este tipo de dolor es variable según la deficiencia de la vitamina D, sin embargo se desarrolla a nivel musculoesquelético crónico o dolor en huesos de forma general.

En relación a las concentraciones de vitamina D en suero y en cuanto al dolor han sido estudiados en varios tipos como artritis reumatoide, lumbalgia con relación a cefaleas u obesidad. Según estudios la vitamina D puede aliviar los síntomas de la artritis reumatoide debido a la liberación de citoquinas inflamatorias, igualmente contribuye al alivio de dolor musculoesquelético ya que aminora la sensibilidad de las fibras nerviosas de músculos.  Ha habido estudios de observación controlados con placebo y metanálisis para poder determinar la relación que existe entre la concentración de vitamina D y el dolor.

Según estudios realizados ( Le Goaziou y cols), investigaron la incidencia del dolor al administrar  suplementos de vitamina D en 49 pacientes por su médico, los cuales presentaban dolores a nivel de músculos y presentaban cantidades bajas de vitamina D en el organismo. A los mismos se les dieron dosis altas de vitamina D de acuerdo a la gravedad y déficit que presentaban de acuerdo al dolor, dicho dolor fue evaluado según la localización, duración, intensidad y uso de analgésicos) al comienzo y final de la intervención.

Como segundo punto de la fase los niveles de dolor de los pacientes bajo 5,1 a 2,8 (p < 0,0001), y a diferencia de los pacientes que ingerían analgésicos se redujo de 20 al 12,2 % (p = 0,03) (20).

Igualmente ha sido objeto de estudio el consumo de los alimentos como fuente importante de ingesta de vitamina D. En tal sentido se les administró una ración de pan a algunos ancianos, este alimento contiene 125 mcg de vitamina D3, luego de 12 meses los niveles séricos de los pacientes en cuanto a vitamina D mejoraron considerablemente así como el dolor y la actividad diaria de cada uno de ellos.

Si bien es cierto ha habido estudios sobre la relación entre los niveles de concentración de vitamina D y los dolores de los pacientes, también se estudiaron las concentraciones de vitamina D y la relación en cuanto a inflamación y dolor de los pacientes con patologías específicas.

Se demostró que pacientes con bajas concentraciones de vitamina D presentaban una mayor sintomatología de sus enfermedades tales como dolor, rigidez, hinchazón, dolor de articulaciones. Asimismo la concentración de vitamina D incidió negativamente en relación a la existencia de citoquinas inflamatorias, particularmente interleucinas.

Conclusión

En el mundo suele ser frecuente el déficit de vitamina D. Existen, tal como mencionamos en párrafos anteriores del presente artículo, una cantidad de alimentos y bebidas que son ricos en vitamina D, sin embargo la cantidad que poseen no resulta totalmente completo para que las concentraciones séricas sean normales en los pacientes. Diferentes estudios aportan información en cuanto a que la correcta concentración de vitamina D disminuye los dolores de diferentes orígenes.

El uso en pacientes con baja cantidad de vitamina D de suplementos de tal vitamina, sirve de gran ayuda y fácil dominio en la disminución de los dolores, sobre todo de la parte musculoesquelética.

Exámen D25-Hidroxi Vitamina D

Con la aplicación de este examen podemos asegurar que es la forma más clara de saber los índices de vitamina D en el cuerpo humano.

La vitamina D es utilizada como forma de mantener niveles de calcio y fosfato en el organismo del paciente.

Forma en que se realiza el exámen

Para realizar el mismo se toma una pequeña muestra de sangre. Puede realizarse de dos maneras:

  • Extraemos la sangre de la vena. Esto lo hacemos en un laboratorio clínico.
  • Se realiza a través de un pinchazo en el dedo. Generalmente se realiza en consulta médica, sin embargo existe la posibilidad de tomar la muestra con el equipo correcto desde la habitación del paciente.

Preparación

No es necesario que el paciente se encuentre en ayunas, ello va a depender del laboratorio clínico y del tipo de prueba a realizar.

Lo que se siente durante el mismo

Al insertar la aguja para la extracción el paciente puede sentir dolor moderado, escozor o un leve pinchazo parecido a la picadura de un insecto. Algunos pacientes pueden presentar palpitaciones posteriores a la extracción de la sangre.

Razones por las que se realiza

Es realizado para verificar los niveles de vitamina D en sangre, viendo si existe poca o demasiada cantidad de dicha vitamina. Esta prueba no se recomienda realizarla en adultos con niveles bajos de vitamina D ni en mujeres en estado de gravidez.

Dicha prueba es realizada a personas o pacientes con alto riesgo de baja de vitamina D, y entre estos podemos mencionar los siguientes:

  • Personas obesas
  • Pacientes que ingieren fenitoína
  • Personas que padezcan de osteoporosis o huesos muy delgados
  • Personas que tengan exposición a la luz solar de forma limitada.
  • Pacientes que presenten problema de absorción de vitaminas o nutrientes a nivel de los intestinos, tampoco si presentan colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn o celíaca.

Resultados normales

La forma correcta de medir el valor normal de vitamina D se realiza en nanogramos por mililitro (ng/mL). Los niveles recomendados por especialistas oscilan entre 20 y 40 ng/mL. Otros expertos recomiendan niveles entre 30 y 50 ng/mL. Estas medidas se consideran normales para resultados de este tipo de exámen.

Los resultados pueden variar de acuerdo a los diferentes laboratorios donde se realicen, algunos de ellos utilizan diferentes medidas o realizan pruebas diferentes. Es conveniente que los resultados sean evaluados por equipo médico calificado o su médico particular, estos serán los más indicados si el paciente llega a necesitar ingerir suplemento de vitamina D.

Significado de los resultados anormales

Existe el caso que los resultados arrojan un  nivel más bajo del normal, ello puede ser debido a algunos puntos a considerar:

  • Ausencia de exposición al sol.
  • No existe suficiente nivel de vitamina D en la dieta
  • El paciente presenta enfermedades del hígado o riñón
  • No existe buena absorción de las comidas
  • Que se estén utilizando medicamentos tales como phenytoin, phenobarbital y rifampin

El nivel bajo de vitamina D se hace más común en niños afroamericanos, igualmente en bebés alimentados con leche materna únicamente. Los niveles bajos de vitamina D pueden desencadenar en riesgo de padecimiento de cáncer.

El exceso de vitamina D puede causar que los niveles sean mas de lo normal al realizar el exámen debido, este exceso se denomina hipervitaminosis D, esta condición se presenta por el exceso de ingerir vitamina D, lo cual ocasiona demasiado calcio (hipercalcemia).

Riesgos

Realmente esto representa poco riesgo, ya que en cada paciente las venas y arterias son diferentes. Igualmente la obtención de la sangre de muestra puede ser más fácil en unos que en otros.

Riesgos que pueden presentarse debido a la extracción de sangre por el examen a realizar:

  • Exceso de sangrado
  • Efectuar muchas punciones afin de localización de las venas
  • Sentir mareo, desmayo o desvanecimiento
  • Pueden presentarse hematomas
  • Infección

Nombres alternativos

El nombre del exámen para determinar los niveles de vitamina D en sangre suele tener nombres alternos como:

Examen de 25-OH vitamina D; Calcidiol;  Examen de 25-hidroxicolecalciferol

Si te agrado este artículo te invitamos a clickear los siguientes enlaces que te pueden interesar:

 Vitamina k1

Inyección para la migraña 

La Glucosamina

(Visited 2.160 times, 1 visits today)

Deja un comentario