Cirugía de Hemorroides o Hemorroidectomía

La Cirugía de Hemorroides, es un procedimiento médico que se realiza cuando una persona requiere de la eliminación de las hemorroides que sangran y producen dolor. En el siguiente artículo conoceremos todo lo referente a este tipo de operación y mucho más.

Cirugía-de-Hemorroides-1

Cirugía de Hemorroides

Las Hemorroides llegan a ser unas venas hinchadas que se encuentran alrededor del ano. Estas se pueden localizar en el interior del ano por lo que se llaman hemorroides Internas o también fuera de este, los cuales son denominadas Hemorroides Externas. Los procedimientos médico quirúrgicos aplican la cirugía de hemorroides externas y las internas a los pacientes que la requieren.

Generalmente las hemorroides no suelen ocasionar problemas. Sin embargo, si las mismas tienden a sangrar mucho, estas ocasionan un tipo de dolor o hasta incluso se hinchan, se ponen duras y dolorosas, las mismas solamente son retiradas por medio de una Cirugía de Hemorroides.

Introducción

La enfermedad de las hemorroides consiste en una de las patologías de mayor frecuencia en todo el mundo occidental. De acuerdo a los estudios epidemiológicos se han llegado a describir una prevalencia del 5 al 36%. Otros de los datos epidemiológicos obtenidos que se encuentran fundados en las exploraciones endoscópicas llegan a reportar la presencia de hemorroides en el 86% de las rectoscopias que son realizadas en un hospital.

No obstante, la gran mayoría de dichas personas van a permanecer asintomáticas o pueden responder a los tratamientos conservadores que se les apliquen. Solamente aproximadamente cerca del 5 al 10% de las personas tratadas necesitarán de una cirugía de hemorroides.

Descripción

La cirugía de hemorroides es realizada con gran frecuencia en los consultorios médicos del especialista de salud de atención médica o frecuentemente en el quirófano de un hospital. En la gran mayoría de los casos, la persona se puede llegar a ir a su casa el mismo día. El tipo de cirugía de hemorroides que le lleguen a realizar va a depender de los síntomas que la persona presente y también de la localización y hasta del tamaño de la hemorroide.

Antes de la realización de la Cirugía de Hemorroides, el médico va a adormecer la zona de la hemorroide de forma que la persona pueda llegar a permanecer despierta, sin embargo, no suele sentir nada. Para ciertos tipos de cirugía, es muy probable que le lleguen a administrar una anestesia general.

Esto quiere decir que se le aplicará un tipo de medicamento en la vena que es conocido como vía intravenosa que lo va a hacer dormir y también lo mantiene sin dolor en el transcurso de la cirugía de hemorroides. La cirugía de hemorroides puede llegar a involucrar:

  • El poner una mínima liga de caucho en el contorno de una hemorroide para poder lograr encogerla al momento de bloquear el flujo de sangre.
  • El engrapar una de las hemorroides para poder bloquear el flujo de sangre, lo que provoca que la misma se logre encoger.
  • Usar una navaja el cual es un instrumento médico mejor conocido como Bisturí que es especial para poder extirpar las hemorroides. La persona puede o no llegar a recibir suturas.
  • El inyectar un tipo de químico a un vaso sanguíneo de la hemorroide para poder encogerla.
  • Usar un tipo de láser para poder quemar la hemorroide.

Nombres Alternativos

Entre los términos por lo que se le conoce a la cirugía de hemorroides también se encuentra la denominación de:

Hemorroidectomía

Indicaciones

Por lo general, existen mucha uniformidad en las indicaciones quirúrgicas de las hemorroides. Las guías clínicas de la asociación Española de Cirujanos llegan a recomendar que se opere a los pacientes con padecimiento de las hemorroides sistemáticas de 3er y 4to grado, sobre todo en aquellos con una importante alteración de la arquitectura anorrectal entre ellos la:

  • Trombosis
  • Ulceración
  • Componente Externo
  • Papila Hipertrófica

En los que no ha llegado a dar resultado el tratamiento original conservador y en los casos que son mucho más complicados con las otras afecciones como lo son la:

  • Fisura Anal
  • Fístula
  • Papila Hipertrófica.
  • Repliegues Cutáneos Extensos.

Las Guías de la Asociación Americana de Gastroenterología llegan a incluir como especies de indicaciones el fallo del tratamiento no quirúrgico, las hemorroides grandes para el tratamiento no quirúrgico, todo es de preferencia del paciente y si existe una enfermedad relacionada como la fisura y la fístula.

La Asociación Americana de Cirujanos Colorrectales, en las recientes guías, llega a establecer como indicaciones: que los pacientes refractarios a los procedimientos conservadores, o que no los llegan a tolerar, los pacientes con las hemorroides externas que sean grandes y los pacientes con la combinación de las hemorroides internas y las externas con un prolapso significativo, con un tipo de nivel de evidencia I y un grado de recomendación del tipo B.

Las Agencias de medicina que se encuentran basadas en la evidencia, como la UpToDate, llegan a incluir como indicaciones que: el fallo del tratamiento médico, de las hemorroides del grado III o IV sintomáticas, las mixtas internas – externas, las hemorroides sintomáticas con la enfermedad concomitante que necesitan de una cirugía, la preferencia del paciente y también de las hemorroides internas trombosadas.

Por lo cual, y realizando una clase de resumen de todas y cada una de estas recomendaciones, se podrían llegar a establecer como las indicaciones quirúrgicas: las hemorroides sintomáticas de los grados III y IV que no han llegado a responder al tipo de tratamiento conservador, la enfermedad relacionada como lo son:

  • La Fisura
  • La Fístula
  • Los Colgajos Cutáneos Grandes
  • La Trombosis Hemorroidal

Por qué se Realiza el Procedimiento

Generalmente, la persona puede llegar a manejar las hemorroides pequeñas al:

  • Llegar a Consumir una alimentación de elevado niveles y contenido de fibra.
  • El Beber más agua
  • Al Evitar el Estreñimiento, es decir, tomando un suplemento de fibra de ser necesario para controlarlo.
  • No llegando a esforzarse cuando tenga una deposición.

Cuando todas estas medidas no lleguen a funcionar y la persona se encuentren teniendo un sangrado y mucho dolor, el médico puede llegar a recomendarle una cirugía de hemorroides para solucionar el problema.

Diagnóstico

Es muy posible que el médico especialista puede llegar a diagnosticar las hemorroides externas. El diagnóstico de las hemorroides internas puede llegar a incluir lo que es el examen del canal del ano y el recto.

  • El Examen Digital

El médico va a insertar uno de sus dedos enguantado y también lubricado por el recto. El especialista médico va a intentar lograr detectar algo inusual, como, por ejemplo, tumores.

  • Inspección Visual

Como las hemorroides internas llegan a ser, generalmente, muy blandas para lograr ser detectadas en el transcurso de la realización de un examen rectal, es muy probable que el médico también llegue a examinar la parte inferior del colon de la persona con la ayudad de un anoscopio, o puede ser con un proctoscopio o hasta incluso con un sigmoidoscopio.

Tal vez el médico quiera llegar a examinar a la persona todo el colon por medio de una colonoscopia en estos casos:

  • Los signos y también los síntomas son los que van a indicar que es lo que puede llegar a padecer además de las hemorroides, es decir, si padece de otra enfermedad en el sistema digestivo.
  • Si llega a presentar factores de riesgo de padecer cáncer colorrectal.
  • Si la persona tiene mediana edad y no se ha llegado a someter a una colonoscopia recientemente.

Riesgos

Por lo general, los riesgos de la anestesia que es aplicada al momento de una cirugía de hemorroides y también la cirugía llegan a incluir:

  • Unas Reacciones a los medicamentos, además de problemas respiratorios
  • Un tipo de Sangrado, de coágulos de sangre y también infección

Los riesgos de este tipo de cirugía de hemorroides tienden a incluir:

  • El Escape de una mínima cantidad de heces estos son los problemas prolongados los cuales suelen ser poco frecuentes.
  • Problemas para poder eliminar la orina a causa del dolor.

Preparación del Paciente

No suele ser requerido el llegar a realizar una preparación especial. Existen autores que suelen recomendar la utilización de un enema aplicado el mismo día de la cirugía de hemorroides para de esa manera poder vaciar el recto de las heces que se encuentren. Tampoco es requerido la utilización de un profiláctico de antibióticos.

Tipo de Anestesia

Con respecto al tipo de anestesia no existe una clara evidencia de cual llega a ser la mejor técnica. Un estudio realizado de manera aleatoria que llegaba comparar la anestesia local con la general no arrojó diferencias algunas en el tiempo operatorio, el dolor postoperatorio, el tiempo libre de dolor luego de la operación, la necesidad de los analgésicos, los vómitos o las náuseas y el tipo de grado de satisfacción de la persona.

Otro de los estudios aleatorios sobre las diferencias entre los distintos procedimientos de la anestesia llega a encontrar que los que llegaron a recibir la anestesia caudal presentaron una frecuencia mayor de retención urinaria y la necesidad del sondaje vesical, y por lo cual no suele ofrecer ventajas para la cirugía en el régimen ambulatorio.

Por todo esto, un metaanálisis reciente llega a establecer que la hemorroidectomía puede llegar a ser realizada con la aplicación de la anestesia ya sea esta tanto local como la correccional o la general, y que puede la persona o el médico elegir una u otra todo dependiendo de la disponibilidad de cada centro médico, al igual que el estado general del paciente o de las preferencias tanto sean del paciente como del médico cirujano, con un grado de recomendación B.

Antes del Procedimiento

Debe de asegurarse de llegar a indicarle a su médico lo siguiente:

  • Si se encuentra o si podría llegar a estar embarazada o en estado.
  • Qué tipos de medicamentos se encuentra tomando, debe de incluir los fármacos, los suplementos o hasta incluso los remedios herbales de venta libre al público.
  • Si ha llegado a estar tomando mucho alcohol, más de 1 o 2 tragos en el día.

En el transcurso de los días antes de la realización de la cirugía de hemorroides:

  • A la persona se la va a solicitar que deje de tomar medicamentos tales como los anticoagulantes como el ácido acetilsalicílico mejor conocido como la aspirina, el Ibuprofeno (Advil, Motrin), el Naproxeno (Aleve, Naprosyn), el Clopidrogel (Plavix) y la Warfarina (Coumadin).
  • Debe de preguntarle al médico qué tipos de medicamentos debe de continuar tomando el día de la cirugía.
  • Indicarle al médico si es una persona que fuma, lo cual el médico le va a recomendar que trate de dejarlo. El llegar a fumar puede lograr que se provoque una clase de curación muy lenta. Puede pedirle ayuda al médico para dejar de fumar.
  • Debe de informar al médico sobre cualquier tipo de resfriado, de gripe, fiebre, además de brote de herpes o de alguna clase de enfermedad que llegue a tener antes del día de la cirugía. Si la persona se llega a enfermar, la cirugía posiblemente podría llegar a posponerse.

Durante el día de la Cirugía

  • Debe de seguir todas las instrucciones que el médico le indique referente a cuándo debe de dejar de comer y de beber líquido.
  • Tome todos los medicamentos que le pidan que tome con un poquito de agua.
  • Se recomienda que siga todas y cada una de las instrucciones sobre a qué hora es que la persona debe de llegar al consultorio del médico o al hospital donde va a ser realizada la cirugía de hemorroides. Por lo que tiene que asegurarse de poder llegar a tiempo.

Después del Procedimiento

Por lo general, la persona puede llegar a irse a su casa al día siguiente de haberse realizado la cirugía de hemorroides. Por lo que debe de asegurarse de poder realizar antes con anticipación los arreglos para que una persona pueda trasladarlo hasta su hogar. Es muy posible que le indiquen medicamentos para calmar el dolor de la cirugía.

Recomendaciones es que siga al pie de la letra las instrucciones sobre cómo es que debe de ser la recuperación luego de una cirugía de hemorroides y también sobre el cómo cuidarse en su hogar. Puede pedirle ayuda a un familiar o amigo, a que le asista cuando necesite algo, como ayudarlo en la limpieza de las heridas de la cirugía u otras cosas.

Pronóstico

La gran mayoría de las personas tienden a evolucionar de manera excelente luego de la cirugía de hemorroides. Por lo que deberá de recuperarse de manera completa dentro de unas cuantas semanas, eso sí todo dependiendo de lo complicado que llegó a ser la cirugía. Es necesario que lleve o continúe llevando una alimentación saludable y aplicar los cambios al estilo de vida que llevaba para poder evitar que las hemorroides se logren formar nuevamente.

Tratamiento

Existen varios tipos de tratamientos para las hemorroides entre ellas la Cirugía de Hemorroides además de esta vamos a indicar algunas de ellas y las principales. Entre los tratamientos tenemos los siguientes:

Remedios Caseros

Generalmente las personas pueden llegar a aliviar el dolor leve, la hinchazón y la inflamación de las hemorroides con la ayuda de los tratamientos caseros. Entre los tratamientos caseros se encuentran los siguientes:

  • Comer Alimentos Ricos en Fibra

El comer mucha frutas, cereales integrales y verduras. Incluir todos estos alimentos a tu dieta alimenticia va a ablandar las heces y va a incrementar el volumen; esto le va a ayudar a evitar el esfuerzo, que puede llegar a empeorar los diversos síntomas de las hemorroides que existen. El agregar la fibra a la alimentación progresivamente va a evitar los problemas de los gases.

  • Usar Tratamientos Tópicos

Se puede aplicar las cremas para las hemorroides que son de venta libre o los supositorios con contenido de hidrocortisona, o el uso de las almohadillas con hamamelis o un tipo de agente anestésico. La persona puede sumergirse en una bañera con frecuencia con agua tibia o incluso tomar un baño de asiento.

La persona puede sumergir el área anal en el agua tibia en el transcurso de unos 10 a 15 minutos unas 2 o 3 veces al día. El baño de asiento puede llegar a ser adaptado para ser usado en el inodoro.

  • Tomar Analgésicos por Vía Oral

Las personas también pueden llegar a utilizar medicamentos como el paracetamol, el Tylenol, otros, además de aspirinas o del ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) con el fin de aliviar el dolor o el malestar temporariamente.

Con estos tipos de tratamientos, los síntomas de las hemorroides con mucha más frecuencia van a desaparecer dentro de 1 semana. Por lo que puede consultar con el médico en 1 semana si no logro obtener alivio, o si antes llegas a tener un dolor intenso o incluso sangrado.

Medicamentos

Si las hemorroides solamente le llegan a producir dolor o malestar leve, el médico le puede llegar a indicar o recomendar cremas, ungüentos, almohadillas o supositorios de venta libre para calmar los malestares de las hemorroides. Dichos productos son los que suelen contener ingredientes o componentes como lo son:

  • El Hamamelis
  • El Hidrocortisona
  • La Lidocaína

Que son los que pueden llegar a calmar de forma temporal el dolor y también la comezón. Algo que siempre recomiendan los expertos médicos es que utilicen una crema esteroide que es de venta libre en el transcurso de 1 semana, solamente si es indicado por el médico especialista, ya que la misma puede ocasionar adelgazamiento de la piel.

Tratamiento del Dolor

La hemorroidectomía se encuentra relacionada con el dolor anal intenso dentro del período postoperatorio, y es posiblemente la complicación más temida entre los pacientes que son tratados. No se encuentra muy claro sobre cuál es la etiología del dolor anal luego de la realización de la cirugía de hemorroides.

Se ha llegado a intentar minimizar el dolor que se encuentra vinculado a esta clase de cirugía por lo que se ha recomendado la utilización de los laxantes (lactulosa) antes de la cirugía, para poder conseguir que las heces sean de consistencia mucho más blanda. Igualmente, se ha llegado a recomendar evitar las maniobras de drenaje del canal anal.

Existen diversos tipos de ensayos aleatorizados que se encuentran un menor dolor postoperatorio por medio de la utilización del bloqueo regional con los anestésicos locales, la infiltración local de los anestésicos o la utilización de los parches transdérmicos de fentanilo.

Llegando a basarse en los estudios de la fisiología, en los que se llegan a encontrar un aumento en la presión anal máxima de reposo, se ha llegado a considerar que este tipo de espasmo del esfínter interno pueda llegar a ser la causa fundamental del dolor postoperatorio luego de la realización de esta cirugía.

Por esto se han llegado a publicar los diversos trabajos en donde se acompaña a la hemorroidectomía de un gesto, quirúrgico o de uno químico, que llegue a escasear la presión del reposo del esfínter interno: Esto es mejor conocido como la esfinterotomía lateral interna (ELI), la inyección de la toxina botulínica o también la aplicación del trinitrato de glicerina al 0,2%.

Tratamiento Quirúrgico de las Hemorroides

El tratamiento quirúrgico de las hemorroides se encuentra indicado para todas aquellas personas de grados III y IV, las sintomáticas, que no han llegado a responder adecuadamente al tratamiento conservador, ante una clase de enfermedad vinculada como lo llegan a ser:

  • La Fisura
  • Los Colgajos Cutáneos Grandes
  • Trombosis Hemorroidal.

La llamada hemorroidectomía continúa siendo el tipo de patrón oro. Los diversos estudios aleatorizados no suelen mostrar ventajas de la técnica cerrada con relación a lo que es la abierta para poder minimizar el dolor.

La hemorroidopexia grapada es la que produce una menor cantidad de dolor postoperatorio con diferencia a la hemorroidectomía, sin embargo, tiende a ser mucho menos eficaz para poder resolver los síntomas que se encuentran relacionados a las hemorroides.

Ningún tipo de procedimiento ha logrado demostrar las ventajas en minimizar el dolor postoperatorio, salvo la utilización de los medicamentos o de las técnicas anestésicas. En las hemorroides internas que se encuentran prolapsadas y en las trombosadas se puede llegar a ejecutar una hemorroidectomía de urgencia con la obtención de los mismos resultados que con la realización de una cirugía de hemorroides electiva.

Hemorroides Trombosadas

El tipo de tratamiento de las hemorroides prolapsadas y el de las trombosadas continúa siendo algo controvertido, debido a que no existen los ensayos aleatorizados suficientes para poder lograr que se establezcan las conclusiones.

Sin embargo, en la realización de un ensayo aleatorizado en el que se llegaba a comparar la hemorroidectomía de urgencia con lo que es la trombectomía y luego la ligadura elástica, el grupo de trombectomía y el de la ligadura tuvieron una necesidad menor del uso de los analgésicos; no obstante, necesitaron de una mayor cantidad de número de hemorroidectomias.

Existe otro tipo de estudio no aleatorizado, comparativo de unos 2 grupos de pacientes 1 que fueron tratado con la hemorroidectomía de urgencia y otro con las medidas conservadoras normales, en el que, sin aumentar las complicaciones, la hemorroidectomía de urgencia es la que suele resolver de una forma mucho más definitiva el problema de las hemorroides al no necesitar después una cirugía de hemorroides electiva.

Hasta incluso se ha llegado a publicar un tipo de ensayo aleatorizado de hemorroidopexia de urgencia frente a la hemorroidectomía, que hace referencia a un dolor mucho menor en las escalas de dolor en comparación con la hemorroidopexia. Con una clase de seguimiento a las 6 semanas, el grupo de personas tratadas con la hemorroidectomía poseen muchos más síntomas de dolor y de sangrado, por lo que su reincorporación al trabajo verdaderamente llega a ser mucho más tardía.

Cirugía-de-Hemorroides-10

Sin embargo, en un metaanálisis reciente se llega a concluir que, en todos aquellos pacientes con hemorroides estranguladas, el tratamiento puede llegar a ser conservador o con la hemorroidectomía de urgencia, a según el cuadro clínico y también con la experiencia del médico cirujano, con un grado de recomendación B.

Trombectomía de Hemorroides Externas

Si se ha llegado a formar un coágulo de sangre doloroso mejor conocido como “Trombosis” en el interior de una de las hemorroides externas, el médico tratante puede llegar a extirpar la hemorroide, lo que puede provocar un tipo de alivio inmediata en el paciente. Este tipo de procedimiento médico, suele ser ejecutado bajo la aplicación de la anestesia local, la cual es más eficaz si es realizado dentro de un lapso de 72 horas de que se presentará el coágulo de sangre.

Cirugía Ambulatoria

Con relación en cuanto a si la cirugía de hemorroides sin dolor se puede llegar a realizar en un régimen de cirugía ambulatoria, los recientes estudios no logran encontrar la diferencia con los grupos de personas que son tratados en los regímenes de hospitalización.

De esa manera, un ensayo aleatorizado en el que se llegaban a comprar 2 grupos de pacientes tratados por la hemorroidectomía abierta, 1 con un ingreso hospitalario y el otro tratado con una cirugía ambulatoria, por lo que no se encontró ninguna diferencia en la tasa de complicaciones ni tampoco en las escalas de dolor postoperatorio.

De acuerdo a dicho ensayo, y en otros estudios realizados del cual cuyo diseño aleatorizado a los pacientes para poder comparar los procedimientos para la reducción del dolor postoperatorio en la cirugía sin ingreso, un metaanálisis reciente llegó a establecer que la cirugía ambulatoria puede llegar a indicarse en los pacientes a los que se le vaya a practicar una hemorroidectomía, con un grado de recomendación del tipo A.

Procedimientos Mínimamente Invasivos

Uno de los procedimientos más comunes es el de las Ligadura de hemorroide con banda elástica. Si la persona llega a tener un sangrado que es persistente o padece de hemorroides dolorosas, el médico le puede llegar a recomendar uno de los tipos de procedimientos que son mínimamente invasivos que se encuentran disponibles.

Dichos tratamientos pueden llegar a realizarse en el consultorio del médico especialista o en el ambulatorio y generalmente no necesita de la aplicación de la anestesia. Entre los procedimientos se encuentran los siguientes:

  • Ligadura con Banda Elástica

El especialista médico va a colocar 1 o 2 bandas elásticas que sean pequeñas en el contorno de la base de una de las hemorroides internas, para de esa manera poder cortar el flujo de la circulación sanguínea. La hemorroide se va a debilitar y se llega a desprender dentro de 1 semana después.

Las bandas aplicadas a las hemorroides pueden llegar a ser un poco incómodas y al mismo tiempo provocar un sangrado en la persona, que puede empezar de 2 a 4 días luego del procedimiento aplicado, sin embargo, muy rara vez tiende a ser grave. De manera ocasional, pueden llegar a presentarse complicaciones graves.

  • Inyección (Escleroterapia)

El especialista médico va a inyectar una especie de solución química dentro del tejido de las hemorroides para poder reducirlas. A pesar de que la inyección puede ocasionar un poco de dolor o en ciertas ocasiones hasta ninguno, puede ser mucho menos efectiva que el caso de la ligadura con la banda elástica.

  • Coagulación (Infrarroja, Láser o Bipolar)

Las técnicas de coagulación usan luz o un tipo de calor láser o hasta infrarrojo. Estos hacen que las hemorroides que sean de tamaño pequeñas y sangrantes se lleguen a endurecer y se sequen. La coagulación posee pocos efectos secundarios y, por lo general, llega a causar pocas molestias.

Procedimientos Quirúrgicos

Únicamente un porcentaje pequeño de personas con las hemorroides necesitan de cirugía de hemorroides. No obstante, si otros tipos de procedimientos no han llegado a tener un éxito o si las hemorroides son grandes, el médico le puede llegar a recomendar 1 de los siguientes procedimientos quirúrgico:

  • Extirpación de Hemorroides (Hemorroidectomía)

Entre una de las distintas técnicas que se pueden elegir, el médico cirujano puede extirpar el exceso de tejido que llega a causar el sangrado. La cirugía de hemorroides se puede llegar a ejecutar con la aplicación de la anestesia local combinada con la sedación, con la anestesia espinal o la anestesia general.

La hemorroidectomía tiende a ser la manera de mayor complejidad y la más efectiva de tratar las hemorroides que son graves o recurrentes. Las complicaciones pueden llegar a incluir una gran dificultad temporal para poder vaciar la vejiga, lo cual puede llegar a ocasionar infecciones del tracto urinario. Esta clase de complicación suelen ocurrir fundamentalmente luego de la aplicación de la anestesia espinal.

La gran mayoría de las personas llegan a padecer de algo de dolor luego de la realización del procedimiento, que se puede lograr calmar con la ayuda de los medicamentos recetados por el médico. Además, puede llegar a tomar un baño caliente el cual igualmente le va a ayudar.

  • Grapado de Hemorroides

Este tipo de procedimiento, denominado hemorroidopexia con las grapas, es el que llega a bloquear el flujo sanguíneo al tejido hemorroidal. Tradicionalmente se utiliza solamente para las personas que llegan a padecer de las hemorroides internas.

El grapado por lo general tiende a implicar una menor cantidad de dolor que en el caso de la hemorroidectomía y, además, es la que permite un retorno más temprano a las actividades regulares de la persona. No obstante, si este es comparado con la hemorroidectomía, el grapado se ha llega a relacionar con un riesgo mayor de recurrencia y también de prolapso rectal, que es cuando la parte del recto llega a sobresalir del ano.

Las complicaciones igualmente pueden llegar a incluir el sangrado, la retención urinaria y el dolor, incluyendo, además, en ciertas ocasiones muy raras, infección sanguínea que es potencialmente mortal denominada sepsis. Por lo que puede hablar con el médico sobre la mejor opción para ti.

Ligadura con Doppler

Se trata de un tipo de procedimiento que es basado en la ligadura de las arterias de las hemorroides las cuales son guiadas por medio de un rectoscopio especial el cual es provisto de un Doppler en el extremo. Este tipo de procedimiento llegó a ser descrito hace unos 10 años, y no obstante, tienden a ser escasas las series publicadas y solamente existe un ensayo reciente aleatorizado en el que se llega a comparar con la hemorroidectomía abierta de Milligan-Morgan con un tipo de seguimiento de 1 año.

En la realización de este estudio, la ligadura con Doppler suele ser tan eficaz como lo es la técnica de Milligan-Morgan para la realización del tratamiento de las hemorroides, con una capacidad de dolor postoperatorio muy significativo, además de un menor consumo de los analgésicos, una menor estancia hospitalaria y también un período de incapacidad mucho más corto de tiempo.

Este mismo estudio, realizado con unos 30 pacientes por rama, puede llegar a tener el sesgo de que se ha logrado incluido a los pacientes con las hemorroides del grado II en el grupo de la hemorroidectomía y también a los de las hemorroides grado IV en el grupo del Doppler, lo que puede llegar a suponer una indicación no adecuada. Por lo tanto, llegan a ser necesarios una mayor cantidad de estudios controlados para poder lograr evaluar este tipo de procedimiento.

Técnicas Quirúrgicas

La hemorroidectomía continúa siendo una de las técnicas de mayor efectividad para el tratamiento de la enfermedad de las hemorroides. Se llega a fundar en la resección del anodermo, en el tejido hemorroidal y también en la mucosa rectal en un gran número variable de los paquetes que puede diferenciar desde 1 hasta los 3 clásicos o hasta incluso 4, sin embargo, considerando que suele ser fundamental el poder conservar unos puentes cutáneos que sean lo suficientemente amplios para poder evitar la estenosis.

En el metaanálisis realizado que ya fue referido, se llega a establecer que el número de los paquetes que resecar va a depender de los hallazgos quirúrgicos en cada uno de los pacientes, con un grado de recomendación del tipo B.

El mayor de los problemas de la hemorroidectomía tiende a ser el dolor, es de ahí que se haya ejecutado diversos estudios aleatorizados para poder comparar los distintos tipos de procedimientos para lograr minimizarlo.

Una de éstas técnicas es la hemorroidopexia de Longo que, además, de poder cambia el fundamento del tratamiento quirúrgico, el cual es dado que en vez de una exéresis de los paquetes hemorroidales el mismo se suele llevar a cabo por una fijación de la mucosa rectal por arriba de las columnas hemorroidales con el principal objetivo de poder evitar su prolapso.

Hemorroidectomía

Existen diversas clases de técnicas entre ellas:

  • La Abierta de Milligan – Morgan
  • La Cerrada de Ferguson
  • La Submucosa de Parks
  • La Circunferencial de Whitehead

Si bien la última que mencionamos prácticamente ha llegado a dejar de realizarse por la elevada tasa de estenosis anal que causa. Existen estudios que han llegado a comparar la hemorroidectomía abierta con lo que es la cerrada, sobre todo con el objetivo de poder valorar si existen diferencias en el dolor postoperatorio.

En la realización de uno los primeros estudios aleatorizados, en que se llegaba a comparar la técnica abierta con la submucosa de Parks, no se lograron encontrar las diferencias en las escalas de dolor postoperatorio, hasta incluso se llegaron a describir los rangos amplios de dolor en los 2 grupos.

Sí llegó a referir en encontrar una sensibilidad mejor anal medida por medio de la técnica de electrosensibilidad mucosa en el grupo de la hemorroidectomía submucosa, que no obstante,  no se llega a reflejar de forma clínica al no llegar a encontrar las diferencias en la función defecatoria, tanto en la discriminación como también en las alteraciones de la continencia anal.

Técnica de Disección

Se han llegado a realizar diversos ensayos para poder evaluar los distintos procedimientos de la disección quirúrgica en el transcurso de la hemorroidectomía con el principal objetivo de poder minimizar el dolor. Se ha llegado a comparar la disección con las tijeras y la diatermia y en ninguno de estos se han podido encontrar las diferencias entre las escalas del dolor postoperatorio, y sólo uno de ellos llega a referir un menor requerimiento de los analgésicos con la diatermia.

Otros de los ensayos han llegado a comparar el láser con la disección con las tijera lo cual no se ha encontrado tampoco las diferencias en el dolor postoperatorio, por lo que un metaanálisis reciente llega a concluir que el láser llega a ser mucho más caro y no ofrece las mismas ventajas sobre las tijeras o la diatermia, con un grado de recomendación del tipo A.

Hemorroidopexia Frente a Hemorroidectomía

Desde la introducción, en el año 1998, de la hemorroidopexia por un hombre llamado Longo se han llegado a publicar en la bibliografía médica unos 22 ensayos aleatorizados indexados en Medline, otro de los mismos fue publicados en las regiones de España y 1 metaanálisis también.

Hasta incluso se han llegado a publicar unos 2 ensayos aleatorizados y también comparativos de la hemorroidopexia frente a la hemorroidectomía con Ligasure®60 o frente al Bisturí Harmónico®61. Una de las grandes dificultades para el análisis de dichos ensayos comparativos tiende a ser la gran variabilidad en la selección de todos estos casos, en la metodología de los resultados y en los tiempos del seguimiento.

Sin embargo, se puede llegar a obtener una serie de datos. Con la relación a la propia técnica, una gran parte de los ensayos se llegan a encontrar con un significativo tiempo quirúrgico menor a favor de la técnica de la hemorroidopexia, y ello a pesar de que igualmente la gran mayoría de estos necesitan de una muy significativa proporción mayor de los pacientes que requieran de las maniobras adicionales para poder controlar el sangrado de la línea de grapado, que puede llegar a superar hasta incluso el 70% de los casos.

Conclusiones

La denominada hemorroidectomía continúa siendo el principal patrón oro para el tratamiento quirúrgico de las hemorroides como lo llegamos a describir al comienzo de este artículo. La técnica cerrada, además de las diversas técnicas de disección y también incluyendo los procedimientos añadidos a la cirugía no han logrado demostrar las ventajas para poder reducir el dolor, salvo la utilización de los medicamentos analgésicos o los anestésicos.

La hemorroidopexia grapada es la que llega a producir una menor cantidad de dolor en el paciente postoperatorio a diferencia de la hemorroidectomía, sin embargo, la hemorroidopexia grapada tiende a ser menos eficaz para poder resolver los síntomas que se encuentran relacionados a las hemorroides.

En el caso de las hemorroides internas prolapsadas y en las trombosadas se puede llegar a ejecutar la realización de una hemorroidectomía de urgencia ya que se pueden obtener los mismos tipos de resultados que en la realización de una cirugía de hemorroides electiva.

Imagen

La siguiente imagen va a dar a visualizar como es el caso de la presencia de las hemorroides en las personas.

Cirugía-de-Hemorroides-7

Si te gustó nuestro artículo te invitamos a que visites los siguientes enlaces los cuales pueden ser de gran interés y conocimiento para usted:

(Visited 301 times, 1 visits today)

Deja un comentario