Causas de la colestasis, y síntomas en el embarazo

Una colestasis, es una afección que reduce u obstruye el flujo de la bilis del hígado, líquido que ayuda a digerir las grasas. Durante el embarazo, puede ocasionarle complicaciones al bebé, influyendo en su tono muscular, la respiración y cantidad de líquido amniótico, corriendo el riesgo de un parto prematuro.

 

Colestasis definición

En una colestasis, el flujo de la bilis, que es el líquido digestivo de las grasas producido por el hígado, se encuentra retenido en algún punto entre las células hepáticas, que es donde se produce la bilis, y el duodeno.

Al ocurrir esto, el pigmento bilirrubina pasa al torrente sanguíneo y se acumula, cuando lo normal es que se una a la bilis en el hígado, a través de las vías biliares con dirección al tracto digestivo, y luego se defecada, siendo eliminada por las heces la mayoría, y otras por la orina.

Según el tipo de trastorno, la colestasis puede dividirse en intra  y extra hepática, siendo la primera, una retención del flujo biliar en el hígado, mientras que la extrahepática, la obstrucción es de tipo mecánica situada en el colédoco.

Cuando esta anomalía persiste por más de 6 meses, la cual se considera como una colestasis crónica pero son escasas las veces que se presentan. En los casos de tipo extrahepáticas, lo recomendable es una operación, así como otros tratamientos endoscópicos o radiológicos.

Las colestasis intrahepática son generalmente transitorias y se les conoce como colestasis hígado. Por lo general pueden presentarse con otras enfermedades del hígado como: infecciones; hepatitis víricas; enfermedades tumorales; entre otras. En el embarazo, se asocia mas a situaciones fisiológicas.

Nombres alternativos

Colestasis intrahepática; Colestasis extrahepática

Causas

Son muchas y variadas las causas que producen una colestasis, por ejemplo en las del tipo extrahepática, pueden ser originadas por: presencia de quistes; existencia de cálculos en el colédoco; tumores de las vías biliares; pancreatitis y tumores pancreáticos;  estrechamiento de la vía biliar o estenosis.

De igual manera puede deberse a la existencia de una presión sobre las vías biliares ocasionado por una masa o tumor. En el caso de la intrahepática, las causas pueden ser: absceso bacteriano en el hígado; amiloidosis; hepatopatía alcohólica; linfoma; embarazo.

También cuentan el cáncer de hígado, cirrosis biliar primaria; alimentación por vía intravenosa; sarcoidosis, colangitis esclerosante. Se suman a estas posibles causas las infecciones graves que se esparcen a través del torrente sanguíneo; tuberculosis; hepatitis viral.

Se ha determinado que dentro de las posibles causas para una colestasis está también el consumo de algunas medicinas como: Antibióticos (ampicilina y otras penicilinas); anticonceptivas; esteroides; estradiol; Terbinafina; y otros.

Síntomas o manifestaciones

Los síntomas resultan de la acumulación sustancias excretadas por la bilis en el hígado, sangre y otros tejidos, que ocasiona la manifestación de un tono de color en la piel y ojos amarillento conocido como ictericia.

De igual manera se presenta el picor cutáneo, coloración oscura en la orina y clara de las heces. Existen casos de colestasis de baja intensidad, que no influyen en el aumento de la bilirrubina, denominadas colestasis anictéricas, es decir, sin ictericia.

Otros síntomas se vinculan con la mala absorción de nutrientes, por la carencia de ácidos biliares, necesarios para una digestión correcta. Es allí donde se presentan una diarrea con bastante grasas en las heces llamada esteatorrea; problemas para digerir las vitaminas liposolubles (vitamina A, D, E y K);  pérdida de peso; entre otros.

Con el paso del tiempo, todos estos trastornos pueden desencadenar otros como: ceguera nocturna; enfermedades de los huesos como la osteopenia, osteoporosis, osteomalacia; y alteración de la coagulación.

Colestasis

Diagnóstico

El diagnóstico de la colestasis se puede realizar a través de un examen de sangre donde se evidencia alteración de las pruebas hepáticas. De igual manera, se puede realizar con la observación de la imagen de una ecografía o el TAC abdominal, las cuales permiten además diferenciar los tipos: intra y extrahepática.

Otros datos de utilidad para el diagnóstico son conocer los antecedentes personales del paciente; consumo de tratamientos farmacológicos previos; uso de hierbas medicinales; si es consumidor de alcohol o drogas intravenosas; si ha padecido de enfermedades como la hepatitis viral; entre otros.

Existen casos donde se requiere realizar una biopsia del hígado, para conocer la causa de la colestasis intrahepática; o una colangiografía magnética, una colangiografía retrógrada endoscópica o una ecoendoscopia.

Pruebas y exámenes

A través de los exámenes de sangre, se pueden comprobar los niveles de la bilirrubina y la fosfatasa alcalina. De igual manera se practican exámenes imagenológicos que incluyen:

  • Resonancia magnética del abdomen
  • Ecografía del abdomen
  • Tomografía del abdomen computarizada
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica

Tratamiento

Existen diversos tratamientos según sea el tipo y las causas. Por ejemplo, para las obstrucciones de la vía biliar, lo recomendable es una cirugía o endoscopia, mientras que para las obstrucciones en el interior del hígado, se pueden aplicar varios tipos tratamientos, según sea la causa.

Generalmente, los casos con obstrucción de las vías biliares, se tratan con cirugía o mediante la realización de una endoscopia. Cuando la causa es producto del consumo de algún medicamento, la recomendación médica interrumpir su ingesta.

Cuando es producto de una hepatitis aguda, tanto la colestasis como la ictericia desaparecen una vez que la hepatitis completa su evolución. La persona que sufre de colestasis, debe evitar ingerir cualquier sustancia que le resulte tóxica al hígado, como el alcohol y algunas medicinas.

Para aliviar el picor, se recomienda colestiramina por vía oral, medicamento que actúa sobre ciertos productos biliares del intestino, impidiendo su reabsorción y que irriten la piel. El consumo de vitamina K mejora la coagulación de la sangre. Cuando la colestasis persiste, se pueden consumir suplementos de calcio y vitamina D.

Expectativas y pronóstico

El pronóstico dependerá de la enfermedad que causa la afección. Si es por presencia de cálculos en el conducto colédoco, estos se pueden extraer y así se cura la colestasis. Para abrir zonas del conducto colédoco que se han estrechado o bloqueado por cánceres, se pueden colocar endoprótesis.

Posibles complicaciones

En esta enfermedad pueden presentarse ciertas complicaciones como: picazón intensa; diarrea; problemas para absorber grasas y vitaminas liposolubles. En los casos donde se presenta una sepsis conlleva a una insuficiencia orgánica y cuando la colestasis se prolonga por mucho tiempo, debilita los huesos provocando una osteomalacia.

¿Cuándo visitar al médico?

Debe recurrir a la atención médica si tiene:

Coloración amarillenta en ojos y piel – Picazón constante – Otros síntomas de colestasis.

Prevención

Una de las prevenciones que puede tomar es vacunarse contra la hepatitis A y B. No consuma drogas intravenosas, ni comparta agujas.

Colestasis del embarazo

La colestasis del embarazo, es un trastorno del tipo hepático que se manifiesta en la etapa final del embarazo. El trastorno provoca picazón intensa en las manos y en los pies, pero también puede afectar otras partes del cuerpo, sin que exista una erupción cutánea.

La colestasis del embarazo puede llegar a causarle ciertas molestias a la madre, haciendo que se sienta irritable, mas sin embargo, lo más grave que se perfila es complicaciones al propiciarse un  parto anticipado.

Síntomas

Uno de los principales síntomas de la colestasis del embarazo es una picazón intensa pero sin presencia de erupciones.

Puede manifestarse en las palmas de las manos, las plantas de los pies, o en todo el cuerpo, empeorando en horas de noche provocando que no pueda dormir bien.

En el tercer trimestre del embarazo la picazón se hace más frecuente, aunque existen casos donde inicia antes, empeorando a medida que se va acerca la fecha de parto.

La picazón suele desaparecer a los pocos días del nacimiento del bebe. Otros síntomas menos frecuentes son: pérdida de apetito; Náuseas y color amarillento en la piel y los ojos (ictericia).

Colestasis

Causas

Las causas de la colestasis del embarazo por lo general son inciertas. A veces se le acreditan a los genes o una enfermedad hereditaria, identificándose ciertas variantes genéticas. Las hormonas del embarazo, son otros de los elementos que pueden influir, ya que los niveles aumentan a medida que se acerca la fecha del parto.

Especialistas han determinado que este factor puede retrasar el flujo normal de bilis, que en lugar de salir del hígado, va acumulándose en su interior. Producto de esto, las sales biliares entran al torrente sanguíneo, provocando la picazón.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de colestasis del embarazo abarcan:

  • Antecedentes familiares con colestasis del embarazo
  • Padecimiento de viejas enfermedades o lesiones en el hígado
  • Anteriores embarazos múltiples

Nota: si ya se presento una colestasis de embarazo anterior, el riesgo para el futuro se hace mayor, ya que entre el 60 y el 75 % de las mujeres, vuelven a presentar esta afección.

Complicaciones

Las complicaciones de la colestasis del embarazo pueden presentarse afectando a la madre o al bebé en gestación. En el caso de la madre, la afección puede influir en la forma de absorber las grasas.

Cabe destacar que una absorción deficiente de grasas podría provocar niveles bajos de elementos contentivos con vitamina K, asociados a la coagulación de la sangre, aunque no es muy común que se dé. La Colestasis del embarazo y las consecuencias para el bebé pueden ser graves, figurando entre ellas el nacimiento prematuro del niño.

De igual manera, puede originar problemas pulmonares a consecuencia de la inhalación de meconio, que es la sustancia verde y pegajosa acumulada en los intestinos del bebé cuando se está gestando. Si la madre tiene colestasis, el bebe puede ingerir líquido amniótico.

Otras complicaciones más fuertes son la muerte del bebé en la etapa final del embarazo, o muerte fetal. El médico podría evaluar la posibilidad de inducir el parto antes de la fecha prevista de presentarse complicaciones muy peligrosas para el bebé.

Colestasis

Prevención

En la colestasis del embarazo no existe una forma conocida de poder prevenirla.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la colestasis del embarazo, es necesario tener información con relación a: cuáles son los síntomas que presenta y la historia clínica; chequeo físico; exámenes de sangre donde se verifiquen los niveles de sales biliares y el funcionamiento del hígado en general

Tratamiento

Los tratamientos de colestasis del embarazo buscan el alivio de la picazón, así como la prevención de complicaciones en el bebé. Para calmar la picazón el médico puede recomendar el uso de una medicina llamada ursodiol o Urso Forte, que ayuda a reducir el nivel de bilis en la sangre.

Otras recomendaciones pueden ser remojar las zonas del cuerpo afectadas, en agua fría o caliente. Antes de tomar cualquier medicamento para la piquiña, debe ser consultada con el médico del embarazo. Debe llevarse un control de la salud del bebé, ya que la colestasis del embarazo puede provocar complicaciones. Dicho control y tratamiento comprenden:

  1. Realización de una prueba en reposo: por medio de esta prueba el médico verificará la frecuencia cardíaca del bebé y cómo aumenta con el movimiento.
  2. Perfil biofísico fetal: consiste en la realización de varias pruebas que contribuyen al bienestar del bebé. A través de este perfil se puede conocer cuál es la cantidad de líquido amniótico; el tono muscular del bebe, frecuencia de los movimientos y la respiración.
  3. Inducción temprana del trabajo de parto: de presentarse posibles riesgos de una muerte fetal, el médico puede sugerir la inducción temprana del parto.

Remedios caseros

Entre los remedios caseros para aliviar la picazón por colestasis del embarazo están:

  • Baños fríos para que la picazón sea menos intensa
  • Aplicación de cremas o lociones de avena
  • Colocar hielo en una zona de la piel donde sientas mucha picazón

Medicina alternativa

Los profesionales de salud no suelen recomendar terapias alternativas para tratar esta afección de colestasis del embarazo.

La mayoría de esas terapias tienen riesgos desconocidos tanto para la madre como para el bebe por lo que suelen no recomendarse.

Antes de comenzar una terapia alternativa, en especial si está embarazada, debe consultar a su médico u otro profesional de salud.

¿Cuándo consultar al médico?

Si comienzas a sentir picazón persistente o excesiva debe ponerse en contacto inmediatamente con el médico que lleva el control de su embarazo.

Preparación para la consulta

Debe ir preparada para la consulta con el obstetra o el médico que lleve el control de su embarazo. Deberá aportarle al medico información importante y relativa al caso como por ejemplo todos los síntomas que este presentando a parte de la picazón excesiva.

De igual manera, lleve los datos sobre los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que este consumiendo para el momento, así como las dosis y la frecuencia en la que los ingiere.

Tenga consigo lápiz y papel para anotar las indicaciones del médico o cualquier otra información que usted considere de importancia. Realice todas las preguntas posibles sobre la colestasis del embarazo, no se quede con ninguna duda, recuerde que esta enfermedad es preocupante.

Para que amplié la información acerca de las causas de la colestasis, y sus síntomas en el embarazo, le presentamos a continuación este video a través de los cuales se detallan imágenes que ejemplifican el tema.

Si te gustó este artículo, te invitamos a leer también:

(Visited 249 times, 1 visits today)

Deja un comentario