¿Qué es el zumbido en los oídos? Causas y como tratarlo

¿De dónde proviene el zumbido en los oídos tinnitus?. Es una enfermedad o un síntoma de otro trastorno? ¿Cómo afecta tu salud? En el siguiente articulo encontrarás información que te permitirá responder estas preguntas, así que te invitamos a leerlo.

Tinnitus

Tinnitus  es una palabra de origen inglés que significa “tintineo”, generalmente es  utilizada por los médicos para describir el ruido que algunas personas sienten en el oído. El sonido percibido puede ser parecido a una expiración, chillido, silbido, susurro, crujido o zumbido. Este último es el que más se asocia con el trastorno auditivo.

Tal vez te preguntes ¿qué significa zumbido en los oídos? al revisar el diccionario podrás leer que se trata de un sonido   áspero, prolongado y fastidioso que provoca disgusto o parece poco agradable, es semejante al ruido que hacen ciertos insectos cuando vuelan.

Los datos estadísticos reflejan que más de un 15%  de la población en algún momento se ve afectada por este problema, además debes saber que la tinnitus no es una enfermedad, al contrario, es un indicio de que la persona padece otro trastorno de la salud. Generalmente el zumbido en el oído se ocasiona después de un resfriado común o posterior a una experiencia en la que has estado expuesto, durante un periodo de tiempo prolongado, a sonidos estrepitosos.

De igual manera, se asocia con lesiones auditivas, inconvenientes en el aparato respiratorio, tumores, infecciones o disminución de la capacidad de oír en los ancianos.  No se considera un problema de salud de excesivo peligro, sin embargo, si el zumbido persiste durante dos días o aparece en forma reiterada en el mes es aconsejable que acudas al otorrinolaringólogo, quien te realizará algunos exámenes para detectar cualquier anomalía y te recetará el tratamiento adecuado.

Contrario a las creencias populares, el sonido que se percibe proviene del órgano auditivo y no del entorno ambiental. Es por ello que, al estar en un lugar tranquilo la sensación es más fuerte, incrementándose la molestia al momento de conciliar el sueño.

Clasificación

Como se dijo al principio, la sensación de sonido en el oído generalmente ocasiona molestias, no obstante, algunas personas se acostumbran a él y por eso no se preocupan de buscar   el por qué sucede, mientras que otros se sienten bastantes incómodos y buscan ayuda médica.

Ahora bien, existen dos tipos de tinnitus: la subjetiva y la objetiva. La primera es más frecuente, se debe  a una acción irregular  de la corteza auditiva, área del cuerpo humano que se encarga de procesar los sonidos. Hasta ahora no hay ninguna explicación científica que permita comprender a cabalidad por que se produce esta actividad anormal.

En relación al tinnitus objetivos se puede decir que su ocurrencia es menor pero, en este caso, se trata de un zumbido que es real y que se origina en alguna de las estructuras cercanas al órgano auditivo. En este caso el sonido es escuchado tanto por la persona afectada como por el examinador.

Sintomatología

La manera más común de determinar los síntomas de zumbido en los oídos es esperar que todo esté tranquilo y silencioso para ver si aun así se tiene la sensación de oír sonidos parecidos a  timbres, rugidos, chasqueo, siseo, entre otros.

El tono del ruido  es variado, en algunos casos es casi imperceptible mientras que en otros se torna agudo, el mismo puede ser percibido por un oído o por los dos. Es importante destacar que  cuando el zumbido es demasiado elevado  provoca que el individuo no pueda concentrarse en sus actividades habituales o  que se  le imposibilita oír  los sonidos que provienen del ambiente externo.

Algunos signos del tinnitus representan peligrosidad por lo que debes acudir en forma inmediata al médico si:

  • Ocurre posterior a una infección en el sistema respiratorio y persiste más de siete días.
  • Aparece inesperadamente sin que exista motivo alguno que lo cause.
  • El zumbido se acompaña con pérdida total de la audición.
  • No puedes mantener el equilibrio corporal
  • Hay dificultades para caminar
  • Padeces mareos.
  • Tienes problemas visuales.
  • Cualquier otra señal neurológica que se relaciona con dificultades  para hablar, tragar y/o hablar.

Si presentas algunos de estos síntomas procede a realizar un listado de éstos, además anota la intensidad y frecuencia del ruido para que el especialista pueda realizar un diagnóstico basado en las  causas del  zumbido en los oídos y tratamiento adecuado.

Causas del zumbido en los oídos

Existe una gran variedad de factores que pueden producir  el tinnitus , entre otras se pueden destacar:

  • Lesiones en las células pilosas del oído interno: la presión de las ondas sonoras determinan el movimiento de los cilios que se encuentran ubicados en el oído interno, esta acción provoca que el nervio auditivo emita una señal eléctrica  hasta alcanzar el cerebro. Cuando los pelos (cilios) se doblan o rompen se origina un escape de los impulsos eléctricos lo que origina  el tinnitus.
  • El zumbido en los oídos también es producto de  otras complicaciones del auditivas, trastornos crónicos de la salud y lesiones o enfermedades que afectan los nervios del oído interno o el centro auditivo del cerebro.
  • Los fármacos ototóxicos pueden causar daños en el aparato auditivo.
  • Derrame turbulento a través de la arteria carótida o la vena yugular
  • Algunas protuberancias  del oído medio que poseen abundantes vasos sanguíneos
  • Una anomalía de los vasos sanguíneos de la membrana que recubre el encéfalo.

Además de estos aspectos que causan el zumbido en los oídos o tinnitus, existen otros relacionados con factores externos, características propias de las personas, enfermedades intervinientes y el uso de medicamentos. Estos elementos serán explicados en forma detallada en los próximos apartados de este artículo.

Causas frecuentes del tinnitus

Eventualmente la presencia de otras dificultades también se asocia con este padecimiento. Entre ellas se pueden destacar:

  1. La presbiacusia: con esta palabra se hace alusión al desgaste  auditivo que sufren  las personas a medida que van envejeciendo. Los médicos señalan que este inconveniente se inicia aproximadamente a los sesenta años y se incrementa en forma progresiva.
  2. Exceso de cera en el oído: El cerumen es una sustancia que impide la entrada del sucio al conducto auditivo, al mismo tiempo retrasa la propagación de bacterias que producen infecciones. El exceso de cera en el oído es difícil de eliminar por lo que se va acumulando hasta ocasionar  una disminución en la audición y, consecuentemente provoca el tinnitus.
  3. Traumatismo acústico: es una lesión producida por  estar expuesto durante mucho tiempo a ruidos demasiados fuertes como los de taladros, aparatos de trabajo, sierras eléctricas, armas de fuego y máquinas. Especial cuidado se debe tener con el hecho de escuchar música con un nivel de volumen exagerado, se debe restringir el uso prolongado de conectores portátiles como los audífonos, reproductores MP3 y los iPods.
  4. Endurecimiento de los huesos del oído: En el ámbito médico este fenómeno es denominado otosclerosis, trastorno que tiene su origen en el crecimiento óseo excesivo en el oído medio y que puede presentarse en diferentes generaciones de la familia. Por lo anterior, la otosclerosis puede afectar la audición y originar el tinnitus.

Causas del tinnitus relacionadas con alguna patología.

Además de las causas mencionadas con anterioridad, existen casos menos frecuentes que tienen su origen en: la enfermedad de Méniere, mal funcionamiento de la articulación de la mandíbula o después de traumatismos en la cabeza y el cuello, que puede afectar los nervios responsables de la audición. De igual manera, el tinnitus puede ser provocado por tumores, inconvenientes en la trompa de Eustaquio, espasmos musculares y trastornos de los vasos sanguíneos.

  • Enfermedad de Meniére: es un trastorno del oído interno que implica pérdida de la escucha y mareo, en consecuencia es causa de zumbidos en el oído.
  • Anomalías en el funcionamiento de la articulación de la mandíbula: otra causa del tinnitus la constituyen algunas deficiencias que puedan haber en la articulación temporomandibular, que se encuentran localizadas en los laterales de la cabeza, específicamente delante de las orejas. Lugar en el que se une la mandíbula al cráneo.
  • Traumatismos en la cabeza o en el cuello: las lesiones o daños que se producen en la  parte superior del cuerpo (cabeza y cuello), frecuentemente afectan al aparato auditivo especialmente al oído interno y a los nervios auditivos  provocando que las personas perciban zumbidos o cualquier otra sensación de sonido.
  • Neurinoma del acústico: Es una protuberancia benigna (no cancerosa) que se crea en el nervio craneal. Es necesario destacar que este órgano es el encargado de controlar el equilibrio y la audición por lo que cualquier anomalía  repercute directamente en la salud del individuo causando tinnitus en un solo oído.  Este trastorno también es conocido con el nombre de schwannoma vestibular
  • Disfunción de la trompa de Eustaquio: este órgano se encarga de enlazar el oído medio y la parte trasera de la nariz. Durante esta enfermedad la trompa del oído se encuentra dilatada en forma permanente dando una sensación de oído tapado u obstruido.  Factores como la pérdida de peso, embarazos y la radioterapia pueden dar motivo a este tipo de trastorno.
  • Espasmos musculares en el oído interno. Los músculos del oído interno suelen ser tensos (espasmo), lo que causa tinnitus, pérdida de audición y sensación de taponamiento en el oído. Esto sucede algunas veces sin motivo, pero también puede ocurrir por enfermedades neurológicas, incluida esclerosis múltiple.

Trastornos de los vasos sanguíneos vinculados con el tinnitus

Aunque es poco común que las anomalías en los vasos sanguíneos se relacionen con el zumbido en los oídos, cuando esto ocurre el trastorno recibe el nombre de “tinnitus pulsátil”, el cual tiene su origen en las siguientes causas:

  1. Irrigación sanguínea turbulenta. Algunas veces existen deformaciones de los vasos sanguíneos que implican enlaces anormales entre las arterias y las venas (malformaciones arteriovenosas) que se definen en la membrana que envuelve el encéfalo (duramadre). Si estas malformaciones se sitúan cerca del oído, el paciente a veces puede oír cómo fluye la sangre a través de él.
  2. Tumores de cabeza y cuello. Como se dijo anteriormente, estos traumatismos provocan tinnitus debido a la presión ejercida en los vasos sanguíneos de estas partes del cuerpo. Este trastorno de salud es llamado por los especialistas médicos neoplasia vascular.
  3. Hipertensión: la presión arterial alta y los factores que la desencadenan como el café, situaciones de estrés y la ingesta de bebidas alcohólicas, son elementos que influyen en la percepción de algunos ruidos en el oído, es decir de tinnitus.
  4. Ateroesclerosis. Es una enfermedad en la que existen inconvenientes de conexiones entre las venas y las arterias.  Con la edad y con la acumulación de colesterol y otros depósitos, los principales vasos sanguíneos que están cerca del oído medio y del oído interno pierden parte de la elasticidad —capacidad para doblarse o expandirse levemente con cada latido del corazón—. Eso causa que la irrigación sanguínea sea más enérgica, lo que hace que el oído detecte los latidos con más facilidad. Por lo general, se puede oír este tipo de zumbido en ambos oídos.
  5. Los espasmos de los músculos del paladar o de los pequeños músculos del oído medio causan chasquidos. Estos sonidos no siguen el ritmo del pulso. A menudo, los espasmos no tienen una causa conocida, pero pueden deberse a tumores, traumatismos craneoencefálicos o enfermedades que afectan al recubrimiento de los nervios

Medicamentos que pueden causar el tinnitus

Debes saber que algunos medicamentos recetados por los médicos tienen como efecto colateral producir o empeorar el zumbido en el oído. La dosis ingerida influye directamente en la percepción de los ruidos, es decir mientras más alta sea la dosis, pero será el tinnitus. Contrario a lo que podría creer, los sonidos continúan percibiendo aun después de haber dejado de usar estos medicamentos.  Entre las medicinas que causan este trastorno se destacan:

  1. Los tratamientos para combatir las infecciones, es decir los antibióticos, como polimixina B, eritromicina, vancomicina (Vancocin HCL, Firvanq) y neomicina
  2. Algunos medicamentos usados contra el cáncer, incluyendo los siguientes: metotrexato (Trexall),  cisplatina, mecloretamina y vincristina
  3. Diuréticos, como bumetanida (Bumex), ácido etacrínico (Edecrin) o furosemida (Lasix)
  4. Ciertos tratamientos a base de quinina, elemento que es usado para combatir la malaria u otras enfermedades.
  5. Los medicamentos usados para tratar trastornos depresivos suelen empeorar la tinnitus, entre ellos se pueden mencionar  Fluoxetina o Sertralina
  6. La aspirina cuando se ingiere en dosis muy elevada (por lo general, 12 o más por día)
  7. El sonido en el oído también puede ser causado por algunos suplementos de hierbas, de la misma manera el café y la nicotina suelen  producir el tinnitus

Factores de riesgo

¿Conoces los elementos que indican una mayor vulnerabilidad a padecer este trastorno? Como te hemos mencionado en forma reiterada la edad y la exposición a ruidos fuertes son dos factores de riesgo, pero también lo son el tabaquismo, el sexo y los problemas cardiovasculares. Seguidamente te explicaremos por qué lo son.

Con respecto a la exposición a ruidos fuertes podemos decirte que estos dañan   las pequeñas células de los cilios auditivos sensoriales del oído que transmiten el sonido al cerebro.  Es por ello que, las personas que trabajan en ambientes ruidosos, los músicos y los soldados son  más propensos a padecer de tinnitus o zumbidos en el oído.

En relación a la edad, debes saber  que la pérdida de la audición  se incrementa a medida que aumenta la edad, debido a que disminuye la cantidad de fibras nerviosas que funcionan en los oídos, provocando, a su vez, el tinnitus en los ancianos.

Referente al sexo, es más probable que las personas que pertenecen al género masculino padezca de zumbidos en el oído.

En el apartado anterior te explicamos que la presión alta y la aterosclerosis son causas del tinnitus, es por ello que las personas que sufren estas enfermedades relacionadas con los trastornos en la irrigación sanguínea corren mayor riesgo de padecer de zumbidos en los oídos.   Para finalizar puede decirse que, las personas fumadoras son más vulnerables a padecer este trastorno de salud.

Conoce algunas complicaciones

La sensación constante de un ruido molesto en los oídos genera  otros inconvenientes que afectan la calidad de vida del ser humano, debido a que además de los síntomas propios de este trastorno suelen presentar agotamiento extremo, estrés, dificultad bien sea para conciliar el sueño o demasiada somnolencia, se les imposibilita concentrarse en forma adecuada, problemas de retentiva, episodios de depresión, ansiedad, angustia y una personalidad en constante estado de irritabilidad.

No se ha demostrado que el tratamiento para estas irregularidades afecte directamente el tinnitus, sin embargo pueden ayudar a que la persona se sienta mejor y, por ende, a  vivir en condiciones más óptimas.

Medidas preventivas

Este artículo te ha permitido conocer los síntomas y las causas del tinnitus, ahora te explicaremos algunas medidas que puedes tomar para evitar o disminuir este trastorno. Entre las precauciones que te recomendamos se encuentran:

  • Si el ambiente donde trabajas, vives o estudias se caracteriza por tener un ruido excesivo te sugerimos el uso de aparatos de protección auditiva.
  • Evita el uso de audífonos.
  • Disminuye el volumen ya que la exposición durante largo periodo a la música amplificada sin protección auditiva o escuchar música a un alto volumen con auriculares puede provocar pérdida auditiva y tinnitus.
  • Haz ejercicios regularmente.
  • Mantén una dieta equilibrada.
  • Toma medidas para mantener los vasos sanguíneos saludables, si no sabes cómo hacerlo consulta a tu médico.
  • Cuida la salud cardiovascular.

zumbido en el oído

Diagnóstico

Si las personas presentan síntomas alarmantes deben acudir al médico en forma inmediata, en caso contrario pueden solicitar una cita para ser atendido en el momento oportuno.  Lo importante es que ante cualquier anomalía relacionada con el aparato  auditivo busque ayuda que le permita solventar el trastorno.

Para elaborar el diagnóstico, el médico en primer lugar realiza una serie de preguntas relacionadas con los síntomas y con el historial médico del paciente. Posteriormente efectúa una evaluación física que incluye la exploración de los oídos, la cabeza y el cuello con la finalidad de encontrar el origen del tinnitus.

Cabe destacar que, durante la exploración física, el doctor centra su atención en los oídos para determinar la capacidad auditiva, además examina el sistema nervioso. Igualmente, utiliza el estetoscopio para escuchar los sonidos responsables del tinnitus, para ello ausculta sobre y cerca de la oreja del paciente y en el cuello. En ocasiones, este tipo de evaluación permite encontrar la causa del zumbido en los oídos, de no ser así, el especialista recomendará hacer algunas de las siguientes pruebas:

Movimiento

El médico te pedirá que muevas los ojos, que contraigas la mandíbula o que muevas el cuello, los brazos y las piernas. Si el tinnitus cambia o desmejora, este procedimiento ayudará a detectar un trastorno no diagnosticado que requiere tratamiento.

Examen de la audición (audiológico)

La prueba de la audición es un examen para establecer si la persona presenta pérdida auditiva, debido a que muestra algunos de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para comprender lo que dicen otras personas, especialmente en ambientes ruidosos
  • Necesita pedir que le repitan lo que le han dicho
  • Problemas para oír sonidos agudos
  • Necesidad de subir el volumen del televisor o el reproductor de música
  • Zumbido en los oídos

Hay diferentes clases de pruebas de audición. La mayoría de ellas examinan la respuesta a palabras o sonidos con diferentes tonos, volúmenes y niveles de ruido ambiental. También se conocen como pruebas de sonido, con ellas se evalúa el funcionamiento de todas las partes del oído. Para ello el paciente debe estar despierto para poder responder de manera activa a los sonidos que percibe durante el procedimiento.

Entre las pruebas de sonido más comunes se pueden mencionar:

Prueba del reflejo acústico:

Conocidas con el nombre de prueba de reflejo muscular del oído medio (MEMR, por sus siglas en inglés), permiten evaluar la respuesta del oído a los sonidos fuertes. En las personas con audición normal, un músculo muy pequeño en el interior del oído se contrae al oír sonidos fuertes. Esto se conoce como reflejo acústico. Ocurre de manera automática, sin notarlo. El procedimiento a seguir es el siguiente:

El audiólogo coloca un dispositivo de goma blanda en el oído, por medio de él, envía una serie de sonidos fuertes que se registran en una máquina que muestra si el sonido activó el reflejo acústico o no, y cuándo. Si la pérdida de audición es grave, el sonido tiene que ser muy fuerte para activar el reflejo y a veces no lo activa del todo.

Prueba de tonos puros:

Llamada también audiometría. Se realiza siguiendo este procedimiento:

  • Usted se coloca auriculares
  • Por los auriculares, se reproduce una serie de sonidos
  • En diferentes momentos de la prueba, el audiólogo o profesional de la salud cambia el tono y el volumen de los sonidos. A veces, el sonido es muy suave y apenas se oye
  • El profesional de la salud le pide que indique cada vez que oye un sonido. Usted puede hacer esto levantando la mano o apretando un botón
  • La prueba permite determinar cuáles son los volúmenes más suaves de sonidos de diferentes tonos (frecuencias) que usted es capaz de oír.

Examen con diapasón:

Un diapasón es una barra metálica en forma de U que produce un tono determinado al vibrar. Durante la prueba:

  • Un profesional de la salud golpea el diapasón para que suene y luego lo coloca detrás de un oído o en la parte de arriba de la cabeza
  • Se le pide que indique cuándo escuche sonidos de diferentes volúmenes, o si ha oído el sonido en el oído izquierdo, el oído derecho o en ambos oídos por igual
  • Dependiendo de dónde se coloque el diapasón y de sus respuestas, la prueba permite saber si la pérdida auditiva es en uno o ambos oídos. También permite averiguar si su pérdida audición es de tipo conductivo o neurosensorial

Las pruebas de reconocimiento de frases y palabras

Indican qué tan bien usted escucha el habla. Durante la prueba:

  • Usted se coloca auriculares
  • El audiólogo lee una serie de palabras simples a diferentes volúmenes. Usted las oye por los auriculares y se le pide que las repita
  • El audiólogo registra el volumen más bajo de habla que usted es capaz de oír
  • Algunas pruebas se hacen con ruido ya que muchas personas con pérdida auditiva tienen inconvenientes para entender las conversaciones en ambientes ruidosos

Timpanometría:

Esta prueba mide la movilidad del tímpano. El procedimiento comprende los siguientes pasos:

  • Un audiólogo u otro profesional de la salud coloca un dispositivo pequeño en el canal auditivo
  • El dispositivo envía aire al tímpano y hace que éste se mueva
  • Una máquina registra este movimiento en gráficos llamados timpanogramas
  • La prueba permite saber si hay una infección de oído u otros problemas, como acumulación de líquido o cera, o un agujero en el tímpano.

En el siguiente vídeo  un otorrinolaringólogo te explica en forma sencilla cómo se realiza la prueba de timpanometría.

¿Qué significan los resultados de las pruebas de audición?

Los resultados muestran si usted tiene una pérdida auditiva y si es de tipo conductivo o neurosensorial.

Si se le diagnostica una pérdida de audición neurosensorial, los resultados podrían indicar si es:

  1. Leve: No puede oír ciertos sonidos, por ejemplo, sonidos muy agudos o muy graves
  2. Moderada: No puede escuchar muchos sonidos, por ejemplo, conversaciones en ambientes ruidosos
  3. Grave: No puede oír la mayoría de los sonidos
  4. Profunda: No puede escuchar ningún sonido.

Dependiendo de la gravedad detectada en el oído, el médico procederá a indicar un tratamiento o, en algunos casos, considerará que es necesario pruebas de diagnóstico por imágenes, como exploraciones por tomografía computada o por resonancia magnética.

Pruebas complementarias:

Después de realizarse las pruebas de audición, si el diagnóstico determina que:

  • Afecta a un solo oído y existe pérdida de audición se debe realizar una resonancia magnética (RMN) con gadolinio.
  • Dura más de 6 meses, afecta a un solo oído y la audición es normal se debe realizar una resonancia magnética nuclear.
  • Los pacientes con un tinnitus pulsátil a menudo requieren una angiografía por resonancia magnética (angio-RM) y, a veces, una angiografía convencional.

Tratamiento

El procedimiento para tratar el zumbido en los oídos  depende de la causa que lo  originó y puede contener acciones sencillas como la eliminación del tapón de cerumen que pudiera estar obstruyendo el conducto auditivo  o la colocación de un aparato para mejorar la escucha.

Aun así, en la mayoría de los casos, se requiere de un conjunto de  actividades que van desde terapias de sonido, uso de medicamentos ansiolíticos o antidepresivos, además del tratamiento de causas que pueden estar desencadenando este síntoma como alteraciones hormonales, presión arterial alta, diabetes o uso de ciertos medicamentos. Además de esto, las terapias alternativas como la acupuntura o las técnicas de relajación pueden ser muy útiles en algunos casos.

Aunado a esto, se pueden ofrecer al paciente recomendaciones que te ayudan a mejorar tu estilo de vida, algunos remedios que puedes usar en tu hogar remedios caseros y estrategias para afrontar este padecimiento.  A continuación, te daremos información sobre los tratamientos más utilizados para el zumbido en los oídos  o el tinnitus, como lo son:

Medicamentos

Se ha demostrado que en el mercado farmacéutico no existe un único medicamento que cure el zumbido en los oídos, a pesar de esto, el uso de algunos representa una forma de tratamiento o, al menos, coadyuvan en el alivio de los síntomas.  Entre otros se destacan:

  • Ansiolíticos o antidepresivos, como por ejemplo Lorazepam o Sertralina, para aliviar los síntomas de ansiedad y depresión, pudiendo mejorar la calidad del sueño, que desatan o perjudica el zumbido.
  • Vasodilatadores, que actúan dilatando los vasos del oído como por ejemplo Betahistina o Cinarizina, pueden ser útiles en algunas situaciones, como vértigo o espasmo de los vasos sanguíneos cerebrales.
  • Antihistamínicos, los cuales tienen efecto sobre los zumbidos debido a su acción vasodilatadora y anticolinérgica.

Es de hacer notar que estos medicamentos deben ser prescritos por el doctor, quien seguramente te recomendará utilizarlos por un periodo determinado de tiempo para evitar los efectos colaterales señalados en apartados anteriores de este artículo.

Recuerda también que si sufres alguna patología reconocida por provocar zumbido, como  la diabetes, colesterol alto, hipertensión o hipertiroidismo, debes  seguir las instrucciones del médico para  consumir las medicinas adecuadas a cada caso en particular.

Asimismo, algunos medicamentos son elementos desencadenantes de los zumbidos en los oídos, así que no dudes en conversar con tu médico si esto sucede para que proceda a indicar otra receta. Ejemplos de ellos son: el ácido acetilsalicílico (aspirina), los antiinflamatorios, los quimioterápicos, así como algunos antibióticos y diuréticos.

Dispositivos auditivos

En el siguiente vídeo tendrás oportunidad de escuchar una música relajante que te ayudará a disminuir los síntomas del tinnitus y te permitirán conciliar el sueño,  posteriormente encontrarás información relacionada con este tema.

Como tratamiento efectivo para el tinnitus, se recomienda el uso de aparatos auditivos como máquinas de ruidos blandos, audífonos y dispositivos para simular sonidos.

Máquinas de ruido blanco. Son mecanismos que promueven resonancias ambientales simulados, como el sonido que produce la caída de lluvia o las olas del mar, a menudo, constituyendo un tratamiento positivo para el tinnitus. También es aconsejable probar una máquina de ruido blanco que tenga parlantes de cabecera para que te sea más fácil dormir. De igual manera, los aparatos electrodomésticos en la habitación  pueden colaborar para que desaparezca o disminuya el ruido que percibes durante la noche.

Audífonos. Son recomendables especialmente en el caso de tinnitus como consecuencia de la pérdida de la audición.

Dispositivos de asistencia para simular sonidos. Son aparatos que se colocan en el oído y que son similares a los audífonos, ocasionan un sonido de volumen bajo que impide los síntomas del tinnitus.

Estilo de vida y remedios caseros

Como podrás darte cuenta, el tinnitus es un trastorno auditivo que no puede ser tratado a cabalidad, es decir el zumbido en los oídos no desaparece en su totalidad. Es por ello que algunas personas se acostumbran a esta sensación, sin que le cause la molestia que le afectaba al principio. Para que esto suceda te sugerimos:

  1. Ya conoces los posibles irritantes así que, disminuye la exposición a escenarios donde haya ruidos fuertes, evita el consumo de cafeína y trata de no fumar.
  2. Utiliza aparatos que te ayuden a disfrazar el sonido, tales como un ventilador, la música suave o la estática radial a volumen bajo.
  3. Sabes que el estrés puede empeorar el zumbido en el oído, por lo tanto trata de controlarlo a través de terapias de relajación , biorretroalimentación o ejercicio,  que te pueden aliviar los síntomas.
  4. Evita el consumo de bebidas alcohólicas ya que estas producen irrigación de los vasos sanguíneos lo cual provoca la tinnitus.

Te invitamos a ver el siguiente vídeo que te ofrece una serie de remedios caseros que te ayudan a aliviar el  tinnitus.

Tratamientos odontológicos

Anteriormente mencionamos que la disfunción de la articulación temporomandibular es una de las causas de zumbido, por esto, se recomienda que las personas con este tipo de alteración acudan al odontólogo para que le realicen un tratamiento odontológico que consiste en la colocación de una placa rígida que recubre los dientes para dormir.

Medicina alternativa

No existen estudios científicos que avalen la efectividad de la medicina alternativa como tratamiento para el tinnitus, sin embargo, no está de más probar con algunas terapias alternativas como:

  • Acupuntura: consiste en la inserción de agujas en puntos concretos del cuerpo, con la finalidad  de curar o aliviar una dolencia y restablecer el bienestar total de la persona. En este caso específico, los acupunturistas  expresan que es  fundamental evaluar el cuello y la columna cervical del individuo, alegando que  la problemática es causada por la mala circulación sanguínea alrededor del aparato auditivo.
  • Técnicas de relajamiento: Son método fáciles de aprender que te ayudan a  pueden  corregir los hábitos del sueño, así como a reducir la ansiedad y disminuir la tensión en los músculos de la cabeza y cuello.
  • Musicoterapia: algunos tratamientos musicales pueden ayudar a reducir la percepción del zumbido en los oídos.
  • En correspondencias con estas terapias, el yoga y la meditación también ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad que, como ya sabes, son factores desencadenantes del  tinnitus.
  • Por último, otros tratamientos alternativos apuntan al uso de la hipnosis, así como a la ingesta de preparados que contengan ginkgo biloba, melatonina, suplementos de zinc o vitamina B.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Entre las acciones que te ayudarán a enfrentar este padecimiento, se pueden mencionar:

  • Asesoramiento psicológico. Con la ayuda de un psicólogo o terapista puedes aprender técnicas  para enfrentar esta sintomatología y hacer que la percepción del zumbido sea menos molesta. Adicionalmente, el psicólogo te brindará estrategias para solventar la depresión, al angustia y la irritabilidad que, frecuentemente están asociados al tinnitus.
  • Grupos de apoyo. Otra forma de afrontar esta situación es conversar con otras personas que presenten los mismos síntomas. Para ello puedes asistir a reuniones en un sitio físico o a foros online. Recuerda que estos grupos deben ser moderados por un especialista en el tema.
  • Educación. De igual manera te recomendamos leer artículos que como este te ayudan a obtener toda la información que necesitas. Mientras más aprendas más capacitado estarás para comprender la situación en la que te encuentras
  • La terapia comportamental, o terapia de entrenamiento del zumbido, consiste en técnicas de relajamiento, re-ordenamiento de los pensamientos y acomodación a situaciones psicosociales para que las personas se sientan menos impregnadas con el ruido. De esta forma, se realiza entrenamiento de sonidos y técnicas que ayudan a ignorarlo, pudiendo ser necesario realizar terapia individual.

Cómo prepararse para la consulta

A continuación te ofrecemos varios consejos que te permitirán aprovechar al máximo el tiempo  que  pasarás en  el consultorio médico. En primer lugar encontrarás sugerencias sobre lo que debes hacer antes de la cita, posteriormente te indicamos que debes esperar del especialista.

¿Qué hacer antes de la consulta?

Previo a la cita médica  te recomendamos:

  • Hacer Un listado de tus signos y síntomas.
  • Anotar cualquier otro trastorno de salud que tengas.
  • Registrar todos los medicamentos que tomas, incluyendo las vitaminas y tratamientos naturales.
  • Revisar si estas expuesto a algunos de los factores desencadenantes que te hemos señalado.

¿Qué esperar del médico?

Debes estar preparado para responder las preguntas que te realizará el médico, algunas de ellas pueden ser:

  • ¿En qué momento percibiste los síntomas?
  • ¿Con que se puede comparar el sonido que escuchas?
  • ¿Lo oyes en un oído o en ambos?
  • ¿El ruido es continuo o intermitente?
  • ¿Cuál es la intensidad del sonido?
  • ¿en qué medida te molesta el zumbido?
  • ¿crees que algo mejora tus síntomas ?
  • ¿Crees que algo lo empeora ?
  • ¿Has estado expuesto a ruidos fuertes?
  • ¿Tuviste una enfermedad del oído o una lesión en la cabeza?

Recuerda que la tinnitus puede ser diagnosticada por un médico general, quien probablemente te remitirá a servicios de otorrinolaringología y audiología para complementar la evaluación.

Sabemos que este articulo ha sido de interés para ti, por ello te invitamos a que lo recomiendes entre tus familiares y amigo para que conozcan este importante tema. Además, puedes ampliar la información  visitando los siguientes  vínculos:

 Otitis media

Clorofila

Epinefrina 

(Visited 103 times, 1 visits today)

Deja un comentario