Vacuna contra la varicela, una infección muy contagiosa

La vacuna varicela se administra para evitar el contagio de la enfermedad causada por el virus de la varicela zoster. Si desea tener toda la información sobre la vacuna varicela, continúe leyendo este artículo, donde podrá encontrar todo lo que necesite saber.

vacuna-varicela

Vacuna varicela

La vacuna varicela es un producto diseñado para prevenir que una persona se contagie de varicela, conocida también como lechina o fiebre cristal. Esta elaborada a partir de virus vivos atenuados de la enfermedad.

Desarrollada en Japón a inicios de la década de los setenta por Michiaki Takahashi, es la única que hace frente a las diferentes versiones de los virus herpes-zoster.

Para la vacuna se emplea el virus varicela-zoster cepa OKA atenuada, esta se obtiene de cultivos de células diploides humanas WI-38 y MRC5, aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué tipos de vacuna varicela existen?

Existen dos tipos de vacunas:

  • Monocomponentes, conocidas como Varilrix y Varivax
  • Combinadas con triple vírica, que se conocen como tetravíricas o SRPV. En esta vacuna se asocian los productos para la inmunización contra el sarampión, rubeola, parotiditis y varicela.

vacuna-varicela

Dosificación

La vacuna se coloca en niños de doce meses hasta doce años de edad y generalmente se deben aplicar dos dosis de la misma.

Las dos dosis de la vacuna varicela, generalmente se administra de la siguiente manera:

-Primera dosis: entre los doce y quince meses de edad.

-Segunda dosis: entre los cuatro y seis años.

Los pacientes mayores de trece años de edad que no fueron inmunizados contra la varicela en la edad correspondiente deberían y no han tenido la enfermedad, se les debe administrar dos dosis con unos veintiocho días entre una y otra.

Aquellas personas que solo han recibido una dosis de la vacuna varicela, deben inmunizarse nuevamente para completar su serie:

Antes de transcurrir tres meses después de primera dosis, para individuos menores de trece años.

Antes de veintiocho días luego de la primera dosis, en personas de trece años o mayores.

Actualmente se encuentra en el mercado una vacuna que combina, la vacuna de la varicela y la MMRV (sarampión, paperas y rubeola), una alternativa para pacientes entre doce meses y doce años.

¿Cómo se administra?

Este producto de debe inyectar por vía subcutánea, ya seas en el área del muslo o el brazo, según la edad del paciente.

vacuna-varicela

¿Por qué aplicarse la vacuna?

Esta enfermedad causada por el virus de varicela zóster viral se caracteriza por ser muy contagiosa y aunque en la mayoría de los casos resulta leve, hay casos que pueden tornarse severos.

Tal es el caso de los niños menores a un año, adolescentes, adultos mayores, mujeres en etapa de gestación, pacientes con debilidad en el sistema inmunitario.

Por esta razón es muy importante inmunizarse contra este virus y evitar posibles complicaciones por su acción.

Esta enfermedad causa sarpullido con mucha comezón, que puede extenderse como mínimo una semana, fiebre, cansancio, disminución del apetito, cefalea, etc.

Las complicaciones más severas suelen estar asociada a infecciones en distintas áreas del cuerpo, tales como la piel, el torrente sanguíneo, los huesos, las articulaciones y los pulmones, e inflamación de los vasos sanguíneos, la membrana que rodea el cerebro y la médula espinal.

En muchos casos la gravedad de la enfermedad amerita la hospitalización y aunque no ocurre frecuentemente, existen casos de deceso por varicela y sus complicaciones.

La varicela o lechina se contagia con facilidad y rapidez entre las personas que no están vacunadas y que no han contraído la enfermedad.

Es por eso que vacunarse contra esta enfermedad es importante y necesario. Aquellas personas que han recibido las dos dosis correspondiente de la vacuna varicela, están protegidas de la afección toda su vida.

vacuna-varicela

Es aconsejable recibir la vacuna varicela

En muchos países las asociaciones pediátricas recomiendan vacunar a los infantes con dos dosis de vacuna varicela, recomendando iniciar el proceso entre los doce y quince meses de edad.

La segunda dosis se administra en un lapso entre los dos y cuatro años.

Para aquello que no recibieron la vacuna en el tiempo correspondiente, en muchos países los niños en edades intermedias que no la han recibido, pueden vacunarse entre los diez y doce años en planes de rescate de de vacunación y siempre y cuando no padecieran la enfermedad.

Personas que no deben ser vacunadas

Es importante indicar al encargado de aplicar la vacuna sobre ciertas condiciones que presenta el paciente ante de ser inmunizado:

1-Presenta alergias severas a esta vacuna o alguno de los componentes de la misma en la primera dosis.

Puede que debido a esto se le indique no recibir una segunda dosis, evitando así reacciones alérgicas potencialmente mortales. Es importante verificar la lista de componentes del producto.

2-Se encuentra embarazada o tiene sospechas de estarlo. Es importante que las mujeres eviten quedar embarazadas en días posteriores a recibir la vacuna, esperar al menos un mes y aquellas que estén en etapa de gestación pueden recibir la vacuna solo después de haber dado a luz.

3-Padece enfermedades que comprometen el sistema inmunológico, tales como cáncer o VIH/SIDA).

4-Están siendo tratados con radioterapia, inmunoterapia, esteroides o quimioterapia

5-Familiares muy cercanos, tales como los padres o hermanos, presentan historia de afecciones o dolencias del sistema inmunitario.

6-Toma frecuentemente salicilatos. En caso de ingerir este tipo de fármacos debe suspenderlos por seis semanas luego de ser vacunado contra la varicela.

7-Recibió recientemente transfusiones de sangre u otro hemoderivado, en este caso debe posponer la inmunización por tres meses o más.

8-Presenta tuberculosis.

9-Fue vacunado en el último mes, lo que disminuye la eficacia de la vacuna varicela.

10-Esta afectado por alguna enfermedad moderada o grave, siendo este un buen motivo para posponer la vacunación. Si presenta un resfriado u otra condición leve, consulte a su médico.

Riesgos de reacciones a la vacuna

Todo producto farmacológico puede desencadenar una reacción adversa, esto incluye a las vacunas.

Sin embargo, la vacuna varicela cuando se pone suele generar una  reacción que suele ser muy leve y desaparece rápidamente sola. Estas son: molestias, enrojecimiento o sarpullido en el lugar de la aplicación, dolor en el brazo y fiebre.

Pero, existen casos donde la reacción de la vacuna varicela es bastante severa, aun cuando son muy inusuales, no es imposible, estas incluyen:

  • Fiebre muy alta.
  • Convulsiones.
  • Neumonía.
  • Meningitis.
  • Erupción severa gran parte del cuerpo.

Es muy importante entender que vacunarse contra la varicela, siempre será más seguro que contraer la enfermedad y son muy pocos los casos de pacientes con afecciones y reacciones graves tras recibir la vacuna viruela.

Si recibe la vacuna varicela y presenta algún tipo de sarpullido posteriormente, es recomendable que se mantenga alejado de personas que no están vacunadas contra la enfermedad, sobre todo personas inmunocomprometidas o bebes sin inmunizar.

En esos casos, si es varicela puede contagiar a otras personas que no estén protegidas, por lo que se aconseja acudir a su médico, reposar y evitar el contacto con otros hasta que todo síntoma desaparezca.

Situaciones inusuales luego de vacunarse

Existen casos de situaciones poco frecuentes ocurridas luego de recibir la vacuna varicela, a continuación algunos:

Desmayos, para esto es recomendable sentarse un rato luego de ser vacunado, si es una persona propensa a desmayarse después de los procedimientos médicos. Reposar un poco, ya sea acostado o sentado evita mareos, desmayos y lesiones innecesarias debido al desvanecimiento

Mareos, fatiga, cambios en la visión, ruidos o zumbidos en los oídos, es necesario que informe al personal médico.

Si presenta dolores intensos y de larga duración en el hombro posterior a recibir la vacuna varicela, comuníquelo a su médico y espere indicaciones.

Reacciones de hipersensibilidad y alergia grave luego de unos minutos e incluso horas de vacunarse.  Es muy poco común, se estima que puede ocurrir en solo un paciente entre un millón.

Lesiones graves o muerte, siendo esto una posibilidad remota, son situaciones que no pueden ser descartadas.

vacuna-varicela

En caso de ocurrir un problema grave

Es importante prestar atención a signos y síntomas inusuales y severos, tales como:

  • Reacciones de hipersensibilidad y alergia grave, que incluyen hinchazón en la garganta y rostro, ronchas e inflamación, problemas para respirar.
  • Fiebre muy alta.
  • Comportamientos fuera de lo normal.
  • Mareos.
  • Debilidad y fatiga.
  • Cansancio.
  • Alteraciones de la frecuencia cardíaca.

Generalmente estos síntomas pueden iniciar al poco tiempo (minutos u horas) de haber recibido la vacuna varicela.

En estos casos es importante acudir de inmediato al área de emergencia de un centro de salud, para ser atendido cuanto antes.

Cuando se presenta una reacción a la vacuna varicela u otra vacuna, se debe informar al Sistema de Reporte sobre Eventos Adversos de las Vacunas, puedo hacerlo el medico tratante o usted mismo.

Reporte a través de la pagina web www.vaers.hhs.gov, o numero al 1-800-822-7967 de VAERS. Este sitio no ofrece asesoría medica.

¿Qué es el VICP?

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Causadas por las Vacunas, es un plan federal que tiene como objetivo brindar una compensación a los pacientes que fueron afectados o lesionados por una vacuna.

Si al recibir una vacuna usted considera que fue lesionado o quedo afectado, puede buscar información y presentar una queja formal.

Para esto puede visitar el sitio web de VICP en www.hrsa.gov/vaccinecompensation o realizar una llamada al 1-800-338-2382.

Recuerde que este tipo de acciones deben ser lo más pronto posible, ya que existen límites de tiempo para que se efectúe un reclamo y se otorgue la compensación.

Información referente a la vacuna

El médico tratante es la persona apropiada para aclarar dudas y brindar la información adecuada referente a las vacunas. Sin embargo también puede consultar con el departamento de salud local y/o estatal, además del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

¿Qué es la varicela?

La varicela, lechina o peste cristal, es una afección infecciosa que causa el virus llamado varicela zoster. Suele ser frecuente en los niños, pero puede contagiarse a personas de cualquier edad que no estén vacunados.

Esta infección inicia con algunas manchas en forma de un punto rojo, muy similar a una picadura.

Estas manchas con el paso de los días se llenan de líquido, dándole apariencia de ampolla que pueden perdurar por unos tres días, para luego romperse, secarse y cicatrizarte, formando unas costras de color violeta y que generalmente pican demasiado.

Este proceso puede durar unos diez días aproximadamente y se puede contagiar a otras personas en un lapso de cuarenta y ocho horas antes de la aparición de la erupción hasta que las ampollas cicatricen y se cubran de costra.

Generalmente tiene síntomas tales como:

  • Fiebre moderada
  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio y debilidad.
  • Cefalea.
  • Malestar general.
  • Erupción en la piel que causa comezón.

Esta enfermedad es muy contagiosa, ya sea por el aire o contacto directo, le enfermedad suele afectar a todos aquellos expuestos al virus y que carecen de inmunización para el caso.

Se contagia por tres vías:

  • Contacto directo (saliva)
  • Diseminación aérea (tos o estornudo)
  • Objetos y enseres utilizados por el enfermo.

Esta enfermedad puede presentar algunas complicaciones, situación muy poco frecuente en personas sanas que se contagian del virus, pero si muy usual y peligroso en personas con defensas deficientes.

Entre los individuos que pueden contagiarse de casos de varicela  severa y enfrentan un gran riesgo de padecer complicaciones están:

  • Bebés
  • Adolescentes
  • Adultos Mayores
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con VIH/Sida o cáncer,
  • Pacientes transplantados
  • Quienes reciben quimioterapia, medicamentos inmunodepresores o esteroides por tiempo prolongado.

Algunas de las complicaciones más frecuentes son la sobreinfección, esta es causada por bacterias de las lesiones presentes en la piel y que en algún momento pueden generar infecciones más graves.

Las complicaciones menos frecuentes son:

  • Ataxia cerebelosa.
  • Encefalitis.
  • Neumonía.
  • Infecciones en la piel y tejidos blandos producidas por bacterias
  • Sangrado.
  • Infecciones del torrente sanguíneo o septicemia.
  • Deshidratación.

Si le agradó y le fue útil este articulo, no deje de visitar los siguientes enlaces:

Como tomar el pulso

Exámenes de Laboratorio

Enfermedad por arañazo de gato 

 

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario