Causas de la costocondritis, síntomas y diagnostico

Es posible que un dolor en el pecho nos haga pensar en un ataque al corazón. Sin embargo, no todo dolor fuerte se traduce en este tipo de episodios, un dolor en el pecho puede ser una dolencia conocida como costocondritis. Conoce mucho más de esta afección inofensiva pero bastante dolorosa, leyendo este articulo.

costocondritis

¿Qué es la costocondritis?

Conocida también como dolor de la pared torácica o síndrome costoesternal, la costocondritis se caracteriza por una inflamación del cartílago que se encarga de mantener unidas las costillas al esternón.

Es una afección dolorosa muy frecuente en la población infantil y adolescente, siendo mucho más común en el sexo femenino.

Esta afección provoca un dolor agudo, punzante y que pareciera estar relacionado a dolencias cardíacas, pero realmente es inofensiva, aunque molesta. Suele aparecer y desaparecer con rapidez, con una duración de dos o tres días a semanas o meses.

Las costillas se conectan al esternón, que es el hueso que se puede tocar en la parte del centro del pecho extendiéndose desde la base de la garganta hasta el estómago.

Esa conexión entre los huesos es gracias a un cartílago elástico en ciertos puntos del mismo y que se conocen como articulaciones costoesternales.

La costocondritis suele comprometer estas articulaciones, sea una o varias, causando dolor y molestias al paciente.

Otros nombres

Esta dolencia también se conoce por otros nombres:

  • Dolor de la pared torácica
  • Síndrome costoesternal
  • Condrodinia costoesternal
  • Dolor torácico
  • Síndrome de Tietze

costocondritis

Causas

Hasta el momento no se han identificado y establecido las causas exactas de la costocondritis, pero existen ciertas situaciones, hábitos y dolencias que pueden ser detonante de esta molestia:

  • Lesión en las costillas y/o esternón.
  • Esfuerzos excesivos (levantar mucho peso o realizar ejercicios extenuantes) que causan tensión.
  • Tos constante y recurrente.
  • Enfermedades infecciosas a nivel respiratorio.
  • Algunas formas de artritis
  • Infecciones posteriores a una cirugía o  por la administración de medicamentos por vía intravenosa.
  • Tumores sean cancerosos o no

costocondritis

Síntomas

Los síntomas de la costocondritis más comunes son:

  • Dolor en el pecho, en algunos casos solo en el lado izquierdo, en otros en los dos.
  • Los dolores son agudos y punzantes, la persona suele sentir presión.
  • Compromete una o más costillas.
  • Sensibilidad en el área torácica, sobre todo cuando se ejerce presión en el área que une la costilla y el esternón.
  • Molestias o dolor en la espalda y/o estómago.
  • Incremento del dolor cuando respira o tose.
  • Disminución en la intensidad del dolor cuando respira con rapidez o no se mueve.

Muchos de estos síntomas en un primer momento suelen asociarse con una enfermedad cardiaca o ataque al corazón, sin embargo, le malestar causado por la costocondritis es muy diferente de esas afecciones. Algunas de las diferencias:

Cuando ocurre un ataque de corazón el dolor se extiende a otras áreas del cuerpo, tales como los brazos, el cuello, el pecho y pareciera venir de la parte de abajo del esternón.

En cambio, el dolor de la costocondritis se percibe en un área pequeña de la zona del pecho y proviene del área donde se juntan el esternón y las costillas.

Diagnóstico y exámenes

Al presentar un dolor fuerte en esa zona, lo más indicado es que acuda al área de emergencia del centro de salud más cercano, para recibir atención médica inmediata.

El médico realizará un chequeo, palpó el pecho a todo lo largo de esternón y en los lugares donde este se une a las costillas. Además, formulará algunas preguntas referentes a los signos y síntomas.

Esta afección no se detecta por radiografías, sin embargo, el médico suele solicitar para verificar otras dolencias que causen los dolores en el pecho.

Pronóstico

Los síntomas causados por la costocondritis, generalmente se alivian y desaparecen al término de unos días o semanas, no suele extenderse por mucho tiempo. Si estos malestares se prolongan por mucho tiempo, es necesario que acuda a su médico.

Factores de riesgo

Existen algunos factores que les hacen más propensos a sufrir este tipo de afección:

  • Es frecuente en pacientes femeninos.
  • Ser mayor de cuarenta años.

Tratamiento

La costocondritis generalmente desaparece sin necesidad de aplicar tratamiento al termino de unos días, sin embargo, cuando el dolor no se alivia y se extiende por mucho tiempo, comuníquese con el médico para recibir instrucciones. Diferente al caso de la costocondritis crónica, que puede haber alguna excepción.

Sin embargo, para mejorar los síntomas de la afección se puede recurrir a un tratamiento que se centra en reducir el dolor, este incluye:

-Colocar compresas calientes y frías, alternando una y otra.

-No realice actividades o esfuerzos que intensifiquen el dolor.

-Mantenga un reposo adecuado.

-Tome algún analgésico que puede ayudar en el alivio y la inflamación, tales como:

  • Ibuprofeno: Advil, Motrin, Brugesic.
  • Naproxeno: Aleve
  • Paracetamol:  Tylenol

Este tipo de medicamentos se pueden adquirir en el mercado sin receta. En caso de dolores muy severos, el medico puede indicarle fármacos mucho más fuertes, que requieren receta.

No se recomienda abusar de este tipo de medicamentos sin receta, consulte con su médico para que el indique como tomarlo, sobre todo si padece de:

  • Enfermedades cardíacas
  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Afecciones en riñones e hígados
  • Ulceras estomacales
  • Sangrado interno.

Las personas con problemas hepáticos no deben consumir paracetamol.

Se recomienda tomar los medicamentos como lo ordena el médico tratante, no cambie la dosis, la frecuencia o la duración del tratamiento.

Aunado a esto lea las advertencias del empaque.  Algunos médicos pueden ordenar fisioterapia, para aliviar por completo y mayor eficacia el dolor.

Contactar a un médico

En caso de presentar un dolor fuerte en el tórax, acuda al área de emergencias de un centro de salud cercano, para ser atendido y diagnosticado.

Si le diagnosticaron costocondritis, debe llamar a su médico si presenta alguno de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Fiebre muy alta
  • Signos o señales de presentar infección en el área de las costillas, tales como enrojecimiento, inflamación o presencia de pus.
  • Dolor constante e intenso, aun tomando analgésicos.
  • Molestias y dolor punzante al respirar.

Prevención de la costocondritis

Como se indicó anteriormente la causa de la costocondritis no es bien conocida, razón por la que es muy complicado prevenirla, pero existen algunas sugerencias que se presume ayudan a evitar su aparición. Estas incluyen:

Identifica cuales son las actividades que pueden desatar estos episodios de dolor y corrígelas. Por ejemplo, no levante o acarree enseres y objetos muy pesados, evite mochilas, bolsos, maletines o carteras con mucha carga, entre otras cosas.

En el caso de los niños que llevan muchos útiles escolares al colegio, opte por bolsos o mochilas fuertes, estables y que permitan repartir los mismos en ambos lados de su espalda.

Si este articulo fue de utilidad para usted, no deje de consultar los siguientes enlaces:

Dolor de cadera

Dolor muscular 

Dolor de Hombro

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario