Beneficios de un reemplazo total de rodilla y sus riesgos

El reemplazo total de rodilla es un procedimiento quirúrgico donde la persona vuelve a tener la movilidad y actividad en sus rodillas luego de sufrir traumatismo o lesión interna de artrosis, conoce más de este tema leyendo este artículo.

Reemplazo total de rodilla

El reemplazo total de rodilla técnica quirúrgica, se realiza con el objeto de corregir las fallas de lesiones por traumatismo o algún  tipo de problema artritis a ese nivel, el procedimiento sirve para reestablecer el funcionamiento normal de la articulación a través de ciertas prótesis.

Estas se encargan de suplantar las partes internas de la rodilla, obteniendo resultados muy buenos, en su mayoría con un éxito del 90%, las prótesis son elaboradas en diversos materiales que ayudan al paciente a retomar su movilidad.

Descripción

Los componentes más importantes de la rodilla son el cartílago y partes de los huesos, este cartílago sirve de unión entre los huesos, de manera que se forman realmente tres sustituciones cuando se utiliza la prótesis, una que va en el fémur otra en la tibia, y la siguiente en la rótula

La parte superior del hueso de la espinilla o pantorrilla es llamado tibia, la cual se reemplaza por prótesis generalmente de metal o plástico, el hueso superior del muslo tienen su finalización en la parte inferior y es llamado fémur,  el reemplazo se hace generalmente con prótesis de metal.

Y tenemos la rótula o paleta, en donde las sustituciones se hacen en prótesis de material plástico, todos estos implantes de la articulación de rodilla se realizan luego que se sustituyen el cartílago y las partes nombradas de ambos huesos, retirando a través de procedimiento quirúrgico las partes dañadas y colocado pequeñas piezas sustitutivas.

Por lo tanto, este  procedimiento es conocido también como artroplastia de rodilla, y sirve para aliviar dolores, así como restablecer la función normal de la articulación, para llevar a cabo este proceso  generalmente se solicita una consulta con un traumatólogo el cual solicita previamente algunos estudios que veremos más tarde de manera específica.reemplazo total de rodillas (1)

Anatomía de la rodilla

Para entender mejor el procedimiento de reemplazo total de rodilla, es importante saber cómo funciona esta articulación, es una de las más utilizadas por el cuerpo humano y una de las más importantes, sirve de apoyo y movilidad en las piernas de las personas.

Está formada por la unión de tres huesos, el fémur, la tibia y la rótula, a través del cartílago central, el cual es una especie de soporte que protege y mantiene la unión entre estos huesos, contienen diversos componente, entre los más importantes el colágeno, que es una material gelatinosos y fuerte  que ayuda a mantener estable esta zona.

Estos componentes son llamados meniscos y son una especie de cuñas que permiten absorber los impactos y haciendo el trabajo de colchón para proteger los huesos, internamente contienen  ligamentos, tendones, nervios y arterias que complementan junto a la piel cutánea y subcutánea todo lo que compone esta articulación.

Sin embargo toda la zona de la rodilla se encuentra cubierta por una membrana muy delgada llamada sinovial, la cual se encarga de liberar una especie de lubricante que mantiene el cartílago húmedo y viable en el movimiento constante de la articulación.

Cuando la estabilidad de esta zona es afectada por algún traumatismo, enfermedad o trastorno, las rodillas comienzan sentir problemas para su funcionamiento, provocando dolor y problemas al caminar, entonces se debe a proceder a un análisis para comenzar comprobar si se va a sustituir los componentes de articulación.

Causas del porqué debe realizarse la cirugía

Cuando aparece un dolor fuerte en la rodilla sin haber recibido un golpe o traumatismo, seguramente se está hablando de un problema de artritis, lo cual puede presentarse de  varias formas y sus causas son muy variadas.

Artritis reumatoidea, consiste en una enfermedad donde la membrana sinovial se inflama, engrosando y dañando el cartílago, por lo que el movimiento en la articulación comienza a ser muy fuerte, en algunos caso el cartílago totalmente destruido, causando un gran dolor y falta de movilidad.

Osteoartritis,  consiste en un tipo de artritis que se produce por el desgaste y uso de la membrana sinovial, generalmente ocurre en personas mayores de 50 años , sin embargo algunos deportistas pueden sufrir de este tipo de artritis, el cartílago se ablanda a medida que pasa el tiempo y se adhiere al hueso de la rodilla causando limitaciones y dolor.

Artritis post-traumática, ocurre cuando la persona sufre una lesión considerable en la rodilla, generalmente después de alguna fractura de los huesos del fémur o la tibia, al producirse los desgarros musculares y de tendones tiende a forzar y dislocar la posición del hueso de unión provocando el desmembramiento y aislamiento de la glándula sinovial y cartílago.

¿Le conviene reemplazar la rodilla?

Los casos de reemplazo total de rodilla deben hacerse cuando el traumatólogo considera que los componentes del cartílago o parte del hueso se encuentran dañados, lo que comienza a ocasionar dolor y problemas al caminar, disminuyendo la capacidad de desplazamiento y limitando las acciones de una persona.

Cuando observe que está padeciendo un dolor constante, que día a día se acrecienta,  no lo deja dormir o que ya no puede accionar y mover con normalidad la rodilla, es hora de visitar a un médico para que le indique que se debe hacer para resolver esta situación.

¿Cuándo se recomienda la cirugía?

Cuando el médico observe que ya no puede caminar, subir escaleras, sentarse o apoyarse en lugares donde antes era normal, se toma en cuenta la importancia de realizar el procedimiento quirúrgico para suplantar los cartílagos y las partes de la articulación.

Estos síntomas puede ser , rigidez y mucho dolor en la rodilla, limitación para realizar actividades cotidianas, no poder levantarse de una silla, arqueado de las piernas, debido a una artritis severa, inflamación de la rodilla, y observan que ningún tratamiento mejora el cuadro.

¿Quienes pueden realizarse la cirugía?

Para realizar un cirugía en este tipo, no existen candidatos específicos, cualquier persona que tenga algún síntoma de los nombrados anteriormente, es propensa a la realización del procedimiento de reemplazo total de rodilla.

Generalmente estos síntomas no causados por traumatismo, se presentan en personas mayores a 50 años, quienes a través del tiempo han sufrido desgaste por el uso, en pacientes que llegan a una edad de 80 años, no es recomendable realizar este tipo de procedimiento, debido a las complicaciones quirúrgicas que se pueden presentar.

Evaluación para decidir cuándo realizar la cirugía

El procedimiento que debe llevar a cabo un especialista en el área de artrología o reumatólogo siempre considera ciertos detalles para poder establecer una posible cirugía de manera exitosa veamos:

  • Reunir la información más importante históricamente sobre la salud y las condiciones físicas tanto general como de la rodilla, toda esta información se hace a través de los signos y síntomas que presente el paciente.
  • Realizar el examen físico para comprobar el nivel y la ubicación de la zona afectada para poder observar la capacidad de la rodilla.
  • Solicitar radiografías con el objeto de establecer el diagnóstico principal y hasta dónde son los daños para poder considerar la colocación de prótesis o solamente sustitución de las partes del cartílago.
  • Exámenes de sangre o estudios de imágenes como TAC y RMN, con el objeto de verificar el estado de otros rangos, existencia de algún tipo de enfermedad vial y comprobar la condición de los tejidos.

La discusión y consideración del procedimiento se debe consultar con el paciente y otros especialistas que corroboran el diagnóstico luego proceden según un protocolo de trabajo médico  quirúrgico, donde se incluye todo lo referentes a la operación, postoperatorio terapias y medicamentos

La decisión de someterse a cirugía de reemplazo de rodilla

Tomas una decisión de este tipo es importante, y más aún cuando las condiciones de la articulación se observan en total deterioro, sin embargo y como veremos más adelante, puede representar un riesgo que tiene varias etapas, mejorar, mantener la condición y disminuir el cuadro de la lesión.

La mayoría de las personas que se someten a este tipo de procedimiento mejoran notablemente con respecto al dolor, así como mejorar su condición de movilización diaria, de allí la importancia de considerar  y decidir la realización de este tipo de cirugía.

Por qué se realiza el procedimiento

En la actualidad no existe otra forma de corregir el dolor y las malformaciones que puede provocar la artritis, sobre todo la de tipo reumatoidea, donde los componentes de la rótula se encuentran dañados.

Algunos intentan no ir a la cirugía y tratar de restablecer las propiedades de esta parte de la rodilla a través de implantación con inyección de colágeno, pero los resultados no son los esperados. Es importante saber que el reemplazo total de rodilla es una de las mejoras alternativas para corregir los problemas a ese nivel.

Preparación antes del procedimiento y cirugía

Desde que comienza el dolor y la preocupación por no poder caminar ni sentarse de manera natural, se debe pensar inmediatamente en cirugía, pero para llegar allí es importante que el paciente asuma que debe cumplir una serie de pasos indicados por el médico estos van desde una consulta médica hasta la estadía en postoperatoria en casa

Evaluación médica

Consiste en la total revisión de articulación por parte de un especialista, este puede ser un traumatólogo, reumatólogo o un cirujano ortopédico, el cual deberá realizar una serie de preguntas y revisiones física, donde podrá detallar los síntomas y el verdadero problema de la rodilla.

En esta parte el médico debe considera la condición del paciente, si es  diabético, o tiene algún tipo de problema cardiovascular, respiratorio o de otro tipo, con el objeto de remitir a la especialidad necesaria una revisión y poder decidir sobre el tipo de cirugía y el procedimiento más indicado.

Exámenes preoperatorios

Teniendo la información diagnóstica, el médico procederá a solicitar una evaluación pre operatoria, que consiste en establecer el nivel de valores que se encuentran el corazón, si no hay hipertensión y si las bases pulmonares se encuentran estables. A través de una rutina de laboratorio y un Rayos X de tórax.

Al someter al paciente a dosis de anestesia de tipo local o regional, es importante conocer las condiciones óptimas del paciente, algún detalla cardiovascular o pulmonar puede impedir la evolución del procedimiento.

Evaluación Odontológica

La importancia de saber que el paciente cuenta con una dentadura sana, donde no haya focos de infección es vital para el proceso después de la operación de reemplazo total de rodilla, se ha demostrado que pacientes con problemas odontológicos de infección indetectable, pueden ser afectados después de la operación, debido a los problemas de infección que se presentan en el periodo post operatorio.

La revisión dental y la corrección odontológica permite enmendar algunas infecciones que puedan crear problemas después de la operación, incluso se hacen sugerencias para extraer dientes y realizar periodoncias para despejar focos de  menor valor en el paciente.  Esto con el objeto de evitar las probables focos infecciosos en la recuperación postoperatoria  del  reemplazo de rodilla.

Notificación de  los medicamentos

Es  importante notificar al especialista si usted se encuentra bajo tratamiento farmacológico y por qué motivo los toma, generalmente el especialista le dará información de que hacer antes de someterse al procedimiento, si los deja de tomar por un tiempo y los retoma después de la cirugía o si va a ser necesario seguirlos tomando.

Examen de orina

Junto a la evaluación preoperatoria, es importante la solicitud de una examen de orina, ya que la importancia de conocer antecedentes con infecciones de tipo urinario sobre todo en mujeres puede perjudicar la operación, de haber algún problema, el especialista sugiere una consulta con el Urólogo.

En el caso de los hombres con problemas de próstata, generalmente se le sugiere que terminen el tratamiento que están realizando, para poder someterse a la operación de reemplazo total de  rodilla.

Planificación a nivel social

Es importante que la persona esté consciente que el periodo de retorno a la normalidad en su forma de caminar puede durar un tiempo considerable, por eso es importante tomar algunas consideraciones que puedan ayudar a entender la situación que se va a vivir en los próximos meses.

Los familiares y el propio paciente deben llenarse de paciencia, el periodo que comienza con la operación y posteriormente con la salida del quirófano, indica que se va a invertir una gran cantidad de tiempo en la recuperación, si usted realiza actividades deportivas, laborales o de otro tipo donde se involucre en contacto con organizaciones o personas, debe notificar de su ausencia por un tiempo.

Olvidarse de esas actividades de manera temporal es importante, el tiempo de inversión lo debe realizar en el proceso de rehabilitación y terapia, para poder regresar a sus rutinas laborales y sociales.

La operación

Al tener todo listo, como exámenes preoperatorios evaluación cardiovascular y evaluación del anestesiólogo, se procede entonces a llevarlo al quirófano, allí comenzará el procedimiento donde no siente nada, incluso  ningún dolor, solamente el insignificante dolor que hace la aguja al entrar para colocar la anestesia.

Anestesia

En el área de quirófano se deben encontrar el personal especializado que será el equipo encargado de realizar la cirugía, entre los más importantes el Médico Cirujano, El anestesiólogo, los instrumentistas y las enfermeras, así como paramédicos encargados de monitorear los equipos de control de tensión, ritmo cardiaco y signos vitales.

La colocación de anestesia en reemplazo total de rodilla se hace a nivel regional y general, previamente el especialista anestesiólogo ya ha considerado que tipo de anestesia es la que le van a colocar, para este tipo de operación.

Si la anestesia es general el paciente estará totalmente dormido y no sentirá ningún tipo de dolor, la anestesia regional, local o raquídea como también es llamada, es colocada con el objeto de dormir o insensibilizar de la cintura hacia abajo, así mismo recibirá un medicamento para sedar.

Algunos aplican medicamentos locales para evitar recuerdos que hagan olvidar lo  visto en la operación, ya que en ocasiones algunos pacientes se mantienen semi despiertos y logran observar y escuchar ciertos procedimientos.

Procedimiento

Aplicada la anestesia el cirujano comienza realizando el corte en la parte de la rodilla hacia arriba, de un tamaño aproximado de 30 como máximo, al comenzar abrir separar la rótula y comienza a eliminar restos del fémur y la tibia, con el objeto de hacer el espacio para la colocación de pieza de reemplazo (prótesis).

La parte inferior de la rótula es cortada con el objeto de hacer el espacio para la prótesis, realiza un limpieza y comienza a pegar las partes de la prótesis en los lugares indicados, una en la parte del fémur y la otra colocada en el estreno de la tibia, estas uniones se realizan usando tornillo especiales donde se perfora el hueso para  que puedan entrar y fijar su pieza.

También utilizan un tipo de cemento tipo pega ósea especial que fija de manera permanente la pieza al hueso, seguidamente comienza a reparar los tendones y músculos que pudieron haber sido dañados, para luego proceder al cierre del incisión,

Esta se realiza según el procedimiento y medios con que cuente el especialista, puede ser con el cierre de tipo tecnológico actualizado y utilizado hoy en día, el cual consiste en un aparato muy particular que va cerrando la piel a través de grapas a la vez que cauteriza la herida, o el procedimiento de cocer la piel con nylon y agujas debidamente esterilizadas.

El procedimiento dura aproximadamente 2 horas, y las piezas que se colocan están elaboradas con plástico, metal, cerámica o la combinación de estos componentes, son de alto nivel tecnológico y diseñado por empresas de ingeniería médica especialmente para esa zona de la rodilla.

Complicaciones posibles de la cirugía

Algunos signos pueden presentarse inmediatamente después de la cirugía, el paciente puede tener algunos síntomas que deben ser observados por los médicos inmediatamente estos son:

  • Dolor a nivel de la rodilla y la parte trasera de la misma.
  • Dolor fuerte en la pantorrilla
  • Inflamación de la zona de la herida la pantorrilla y el tobillo.
  • Tos muy frecuente y seca
  • Aumento de la HTA
  • Dificultades en la respiración
  • Dolor en el pecho
  • Fiebre alta acompañada de escalofríos.
  • Secreción en la herida de la operación.

Cada uno de estos síntomas es un indicativo de que existe alguna anomalía en el paciente deben ser verificados inmediatamente a través de ciertos exámenes para despejar un trastorno de complicación postoperatoria.

Evitar problemas después de la cirugía

La prevención es importante para evitar complicaciones postquirúrgicas, el traslado del paciente, su manera cubrir la herida, los medicamentos para inflamación y dolor deben ser administrados en las horas exactas, con el objeto de aumentar el nivel de recuperación, cada elemento cuenta, y es importante considerarlos como medida preventivas.

Prevención de la infección

Al terminar un procedimiento quirúrgico, los médico colocan dosis importante de antibióticos, donde se busca prevenir infecciones graves, después de la operación, el procedimiento no termina después de la operación quirúrgica, se cree que la parte, más difícil es este periodo donde comienza realmente, es el de adaptación de la prótesis y la aceptación de un cuerpo extraño en el organismo.

El seguimiento clínico que debe realizar el cirujano es importante, observar periódicamente la herida y tratar en lo posible que pequeños focos de infección aparezcan y pueda eliminar un trabajo quirúrgico relevante.

Evitar las caídas

El paciente debe tener conciencia que la movilidad de su rodilla será óptima en un lapso de tiempo considerable, no puede esperar tener el mismo movimiento ni la misma calidad de traslado en cuestión de días, si el paciente apresura la evolución, puede ocasionar una cauda, la cual llevaría hacia atrás todo el trabajo de meses.

Es desesperante para una persona intentar caminar, sentarse y levantarse de sus lugares comunes rápidamente, por eso la familias debe intentar persuadirlo que el proceso es lento y que su progreso dependerá de la paciencia y la disciplina en la terapia y el tratamiento.

Estadía en el hospital

Posterior a la operación, el personal paramédico y anestesia revisa los valores de ritmo cardiaco y signos vitales para considerar la salida del quirófano, por medidas de prevención el paciente es llevado a la unidad de cuidados intensivos, para esperar por unas horas la evolución y se elimina la sedación.

Luego es llevado a su habitación donde permanece durante el tiempo que considere el médico mientras se monitorea el estado de la rodilla, el paciente permanece de uno a dos días según la evolución, ya que la recuperación de la anestesia y el dolor es de forma muy lenta, en estos días el médico le solicitará que comience a levantarse y dar pasos ligeros con el objeto de comenzar la adaptación.

Manejo del dolor

Los dolores van a permanecer por un tiempo muy corto, o hasta que la rodilla se vaya adaptando, la manipulación que se hizo en la articulación durante la  operación, crea alguna incomodidad, el personal médico le indicará un tratamiento especial para que se pueda minimizar la presencia del molesto dolor, ya que incluso cuando comience a caminar este se intensifica.

Debe aprender a convivir por un tiempo con este dolor hasta que poco a poco irá desapareciendo, la adaptación de la prótesis, son proceso de ubicación en el lugar donde los huesos buscarán poco a poco la colocación más idónea y así evitar el dolor.

Prevención de la formación de coágulos de sangre

Aparte de los medicamentos para el dolor, el especialista debe indicarle al paciente otros medicamentos que ayudan a desinflamar la zona y evitar algún tipo de coagulación extraña, se incluye dentro del tratamiento, la colocación de medias a presión especiales con el objeto de reducir la inflamación.

Otras formas para evitar inflamaciones e infecciones consisten en colocar cubiertas inflables o botas de compresión, que ayudan a evitar la coagulación de la sangre en esa área. Es importante darle movilidad a la pierna  lo más pronto posible, si es posible al terminar la cirugía, la idea es aumentar el flujo de sangre en los músculos, esto puede evitar inflamaciones severas.

Prevención de neumonía

Una de las situaciones  que más preocupa a los cirujanos después de cualquier operación es el riesgo de infección tanto de la herida, como en la zona interna de la operación y otras partes del cuerpo, la esterilización de un quirófano y toda su indumentaria así como la indumentaria del personal es vital para prevenir la entrada de bacterias a la zona abierta de la operación en el cuerpo.

Sin embargo siempre por algún motivo, los problemas bacteriológicos están presentes y pueden ingresar al organismo ocasionando las infecciones tan riesgosas que ocurren después de una operación.

La neumonía puede ser provocada directamente, ya que la poca respiración del paciente durante la sedación, puede provocar un funcionamiento muy débil de los pulmones, la anestesia provoca la disminución de la capacidad de respiración, lo que puede crear cierta vulnerabilidad hacia las neumonías.

En algunos casos se provee de respiraciones artificiales utilizando espirómetros en pacientes que aún se encuentran bajo los efectos de la anestesia, la idea es  aumentar la capacidad de respiración.

Su recuperación en su casa

Los cuidados en el hogar son totalmente diferentes que los del hospital, se debe intentar establecer las condiciones más óptimas de tipo sanitario en la habitación del paciente, los familiares deben considerar establecer una zona de cuidado especial donde se pueda tratar de mejorar la condición y cuadro de la operación.

La herida debe estar siempre seca, no se puede humedecer por ningún motivo, mantenerla aireada con transpiración para evitar infecciones, siempre cumplir con las indicaciones del médico para que la misma vaya cerrando y sellando en su totalidad.

Cuidado de la herida

Diariamente se debe limpiar con productos especiales como el povidine u otro desinfectante dermatológicos indicado por el médico, mantenerla seca y no taparla en su totalidad, evitar humedecer con agua y siempre estar vigilando si existe algún tipo de enrojecimiento extraño.

Este tipo de heridas suelen infectarse muy rápidamente, de allí que hay que cuidarlas y mantenerla en observación constante, sobre todo en las noches cuando pueden entrar plagas e insectos que ayudan a contaminarla.

Rehabilitación

La Fisioterapia debería comenzar al día siguiente de realizada la operación, el fisiatría puede evaluar inmediatamente el estado de la misma a través de un Rayos X de rodilla, e indicar al fisioterapeuta qué tipo de movimientos deben realizarse, poco a poco los ejercicios irán en aumento con el objeto de dinamizar la movilidad.

Los especialistas en rehabilitación tienen suficientes herramientas para ir fortaleciendo de nuevo los músculos y convertir de nuevo a la rodilla en un elemento vital para la persona, la idea es crear inmediatamente los canales de circulación sanguínea que puedan llevar oxígeno y sangre a través de toda la pierna y sobre todo la rodilla.

Alimentación

Generalmente no se indican alimentos especiales, sin embargo lo más recomendable es tratar de eliminar carbohidratos, azúcares y grasas en exceso, dulces refrescos y comida chatarra no ayudaran en nada a sanar las heridas, poco pescado y muchos vegetales, poca carne, pero suficiente pollo, frutas sobre todo lechosas muy fría para las inflamaciones piña y guayaba.

Actividad

La actividad posterior a la cirugía y la pronta recuperación, son  importantes que el paciente las entiende como un proceso nuevo, donde lo que  va a sentir en la rodilla es totalmente diferente a lo que tenía y sentía previamente.

El paciente debería estar retomando sus actividades rutinarias en un periodo no mayor a mes y medio, sintiendo algún tipo de dolor esporádico, y tratando de no forzar los movimientos, para evitar probables desgarros o descolaciones, ya que en ese lapso la adaptación de la prótesis está en proceso.

Camine diariamente en la casa, posteriormente vaya aumentando las distancias, hasta salir de la casa y poder ir aumentando el espacio para darle agilidad y flexibilidad a la rodilla, realice sus actividades normales en casa y realice los ejercicios indicados por el fisioterapeuta.

Planificación en el hogar

El periodo de recuperación es uno de los más importantes, los cuidados después de un reemplazo total de rodilla pueden desembocar en desesperación y retrasando la evolución, por lo anteriormente solicitamos paciencia en familiares y el propio paciente, cuando la persona se encuentra ya en casa debe tomar en cuenta una serie de consideraciones que lo van a ayudar en su evolución, veamos:

  • Tener cerca una silla estable con almohadas firmes, ya que la mayoría del tiempo lo va a estar sentado, esta debe tener la mayor comodidad posible.
  • Colocar Barras de seguridad por toda la casa o por los lugares más frecuentes que la persona visite, con el objeto de facilitar el agarre la el desplazamiento diario.
  • Si la casa o apartamento tiene escaleras, revisar los pasamanos, los cuales deben estar firmes y ser muy seguros. Pasamanos seguros a lo largo de las escaleras
  • En el baño coloca alfombras antiresbalantes y en el inodoro tratar de colocar soportes altos para cuando la persona vaya a realizar sus deposiciones, no tenga que flexionar con tanta fuerza las rodillas.
  • En el mismo baño colocar un banco en la ducha donde el paciente puede ducharse con facilidad. Un banco estable para ducha o silla para bañera
  • Lo más recomendable también, es no tratar de subir y bajar tantas escaleras, hasta que el médico lo considere justo, se debe en lo posible cumplir con las normas de terapias en el hogar.

Pronóstico y Expectativas

Generalmente el pronóstico es muy bueno, muy pocos casos están considerados de negativo después de la intervención, los pacientes terminan su proceso normalmente y caminan sin presentar problemas, realizan sus actividades de manera natural, sin embargo  puede que haya algunas excepciones, en los deportistas por ejemplo, que no logren obtener el nivel que tenían anteriormente.

La durabilidad de la prótesis es de aproximadamente 10 a 15 años, otras pueden durar hasta 20 años, pasado este tiempo se necesita realizar un reemplazo, sin embargo puede suceder que se aflojen y tengan que ser sustituidas antes de su vencimiento.

La recomendaciones no realizar la cirugía a tan temprana edad para evitar el reemplazo de nuevo en periodos de 15 años, estos pronósticos pueden estar considerados siempre  que la ciencia no consiga otros avances con respecto al reemplazo total de rodilla.

Desenlaces

Los dolores después de la cirugía y posterior, con un buen tratamiento y terapia tienden a desaparecer definitivamente, lo que indica un desenlace muy positivo, es uno de los procedimientos médicos quirúrgicos más confiables de los últimos tiempos.

Algunos pacientes expresan que la nueva rodilla no presenta ningún tipo de cambio en su forma de caminar para sentarse y pararse, los movimientos mejoran notablemente y la calidad de vida del paciente aumenta de manera considerable

Diferente de su rodilla nueva con la  nueva

Cada paciente posterior a la recuperación total es evaluado con el objeto de recibir información sobre la forma de como se ha establecido la rodilla nueva, mejorar el movimiento y eliminar el dolor es el objetivo principal de este procedimiento.

Algunos intentan realizar movimientos de extensión y flexión similar a los que hacían anteriormente, para   hacer comparaciones y saber si la nueva rodilla es mejor pero que la anterior. Es una realidad que la persona debe saber que consiste en saber las limitaciones de una prótesis de este tipo.

Ponerse de rodillas por ejemplo es un poco difícil, así como realizar movimientos bruscos, pueden ocasionar ciertos problemas a la prótesis, se siente cierta rigidez al realizar los movimientos sobre todo cuando  la flexión es muy fuerte.

Algunos logran escuchar incluso un pequeño  sonido como un clic entre plástico y metal al caminar o flexionar la articulación, debe aceptarlo como algo normal, y el sonido tiende a disminuir con el tiempo, prefiriendo ese sonido que el dolor que tenían antes de la operación.

La rodilla nueva puede activar detectores de metales existentes en los aeropuertos y edificios bancarios, informe previamente a los agentes de seguridad sobre esta situación antes de pasar las puertas.

Proteger el implante

Darle importancia a la protección de la prótesis forma parte de la vida de una persona, cuando ha sido operada artroplastia de rodilla, por eso debe considerar las previsiones siguientes:

  • Evitar caídas y lesiones, si practica algún deporte trate de no emplearse a fondo esto puede ocasionar el desprendimiento o causar alguna lesión.
  • Mantenga un programa de ejercicios suaves para mantener la fuerza y flexibilidad de la articulación.
  • Realice sus controles traumatológicos y ortopédicos en las fechas indicadas, es importante la consideración y relevancia que debe tener el mantenimiento de esta prótesis.

Extender la vida de su implante de rodilla

Los pacientes deben seguir las instrucciones dadas por el médico con respecto al uso que debe darle el paciente a su rodilla, está a su vez permitirá darle durabilidad y protección a la prótesis, anualmente se observan avances con respecto a la creación de nuevos materiales para la fabricación de nuevas prótesis.

Los especialistas buscan crear implantes que puedan estar por encima del promedio de exigencia de los pacientes, e incluso darle más fuerza y flexibilidad para que deportistas de alto nivel puedan recuperar su performance.

Alrededor de la prótesis se pueden formar tejidos que forman parte de la cicatrización, lo que puede causar una limitación en los movimientos, de allí que pueda producirse ciertas dolencias y sonidos, que tienden a desaparecer, para lo cual las personas con estos implantes deben comprender como algo normal.

Estos implantes son costosos y deben ser cuidados para que puedan estar en el cuerpo por espacio mínimo de 15 años, se considera un inversión en salud, donde la persona retoma su calidad de vida.

Nombres alternativos

Este tipo de cirugía recibe  diversos nombres, generalmente establecidos por el tipo de especialidad, los traumatológicos suelen utilizar los términos siguientes:

  • Reemplazo total de rodilla
  • Reemplazo tricompartimental de rodilla
  • Sustitución de rodilla con abordaje subvasto,  
  • Sustitución de articulación de M.I., reemplazo de rodilla
  • Reemplazo de rodilla mínimamente invasivo
  • Los médicos reumatólogos utilizan términos relacionados con la artritis como por ejemplo:
  • Artroplastia de rodilla 
  • Artroplastia total de rodilla 
  • Reemplazo de rodilla por Osteoartritis  
  • Reemplazo OA 
  • Total Knee Replacement
  • Instrucciones para el paciente

Las siguientes instrucciones sirven solo de sugerencia alternas, a las indicadas por el médico tratante, no olvide mantener un control periódico para evaluar el comportamiento de la prótesis, estas instrucciones son:

  • Cuidar las heridas de manera permanente e inmediatamente después de la operación, siga las instrucciones asignadas.
  • Habilite y acondicione su casa o apartamento sea de la mejor manera, con el objeto de poder movilizarse dentro de ella
  • Intenta no  forzar la rodilla realizando movimiento bruscos no arrodillándose, realice sus actividades de manera pausada y rítmica.
  • Evite los lugares incómodos y complicados, con el objeto de prevenir caídas y golpes innecesarios.
  • Mantenga el piso y todas las áreas del baño seca, trate de no estar en lugares donde el suelo esté mojado con el objeto de evitar las caídas.
  • Solicita retirar cables y alfombras por los lugares que frecuentas al caminar.
  • Asiste a tus consultas periódicas asignadas por el médico, trate de no perder ningún control previo

El vídeo que se muestra a continuación  muestra alguna información  adicional que te sirven para complementar lo presentado en este articulo.

Sigue los siguientes enlaces que contienen información importante para complementar el contenido leído anteriormente

 Injerto de Piel

 Trauma craneoencefálico

Factores de Coagulación

(Visited 80 times, 1 visits today)

Deja un comentario